8 minutos a salir de Nueva York

Música para Dormir Profundamente y Relajarse Música para Dormir Profundamente Música Relajante

2020.04.26 21:27 avendanodesign Música para Dormir Profundamente y Relajarse Música para Dormir Profundamente Música Relajante

La mejor música para ayudarte a conciliar el sueño y combatir la ansiedad del coronavirus
Se espera que la industria de ayuda para dormir tenga un valor de $ 100 mil millones para 2023, y los servicios de audio desde Spotify hasta Calm atienden a la creciente economía de ansiedad.
cio de “sueño y meditación” Calm lanzó su aplicación hace siete años, la compañía se centró en gran medida en la mitad de la oferta de meditación. Sin embargo, hace unos años, dice Michael Acton Smith, cofundador y co-CEO de Calm, comenzó a ver un fuerte aumento en el tráfico todas las tardes entre las 10:30 y las 11 de la noche.
“La gente había estado usando ruido blanco o Netflix o podcasts para ayudarlos a dormir. Ahora estaban usando nuestras meditaciones “, concluyó Smith, y así la compañía comenzó a encargar lo que llama” historias “: cuentos para adultos, suaves y relajantes, con una cama de plumas de música tintineante debajo de las palabras murmuradas. Las historias, a veces leídas por actores de teatro de terciopelo como Matthew McConaughey y Stephen Fry, aún no satisfacían la demanda de los seguidores de Calm, que clamaban (silenciosamente) solo por las camas musicales, sin estorbos de voces, palabras u otros desencadenantes de nuestra rutina diaria.
Música para Dormir Profundamente y Relajarse Música para Dormir Profundamente Música Relajante
Hoy, la pestaña “dormir” en Calm presenta composiciones exclusivas de una hora de duración de las estrellas instrumentales del rock alternativo Moby y Sigur Rós, entre las listas de reproducción soporíferas de la Nueva Era como “Chasing Wonder”, “Healing Piano” y “Sleep Like a Baby”. En total, sus pistas se han transmitido más de 200 millones de veces. La calma actualmente está valorada en $ 1 mil millones y, dice Smith, “dormir” se ha convertido en la parte más popular de la aplicación.
Con más de 52 millones de descargas, Calm es el líder entre una serie de aplicaciones de bienestar con ideas afines, en sí mismas una parte de la floreciente industria de ayuda para dormir, que se espera que valga más de $ 100 mil millones en 2023 (piense en CPAP). máquinas a Ambien a mantas pesadas). Vivimos en un mercado alcista para la economía de la ansiedad, y cuando el sueño no nos quita el sueño, muchos de nosotros recurrimos a algún tipo de ruido blanco, con la esperanza de que los pitidos y las olas y las olas lamenen nuestra charla interna.
Imágenes de la aplicación de sueño y meditación Calm, que ahora está valorada en $ 1 mil millones.
Los servicios de transmisión como Spotify y Apple Music han sido una bendición para los insomnes que recurren a la música para ayudarlos a quedarse dormidos; Sus bucles infinitos de baños de sonido tranquilizantes significan que no se dejará de dormir al final de un CD (o se asustará silenciosamente porque el disco está a medio camino y has estado apretando los dientes durante 20 minutos). La categoría “dormir” en Spotify tiene docenas de listas de reproducción populares para elegir, con títulos pesados ​​como “Piano pacífico” (5,4 millones de seguidores) y “Tormentas nocturnas” (no confundir con “Lluvia nocturna”).
La mayoría de las pistas que comprenden tales listas de reproducción son ambientales al extremo, el tipo de sonido sonoro que puede acompañar a su desintoxicación de luna llena en un spa Ojai. Para aquellas almas inquietas que pueden estar buscando algo que se parezca más a la música en cuanto música, pero aún con la repetición calmada necesaria para ayudar al Sandman a entrar, les pedimos a nuestros escritores de música que compartan sus benzos de audio más preciados, las canciones y las bandas sonoras que usan para derivar. lejos después de una noche de conciertos y algo más. Sus selecciones se inclinan hacia la rama de la música de arte instrumental conocida como minimalismo, pero nerd o no, están certificados para dormir y, a diferencia de los benzos reales, no tienen efectos secundarios conocidos.

Del ‘enfoque profundo’ al ‘sueño profundo’

He pasado gran parte de los últimos tres años exhausto. Siempre había sido un sueño sensible y un “búho nocturno” — tarde en la noche estudiando en la universidad y años de golpear el pavimento yendo a conciertos. Y sin embargo, todavía me pareció sorprendente cuando esa propensión a quemar el aceite de medianoche se convirtió en un insomnio en toda regla.
Intenté lo que parecía ser cada remedio. Té de menta. Contando, no ovejas sino cosas alrededor de la habitación. Leyendo. Aromaterapia Relajación muscular progresiva. Meditación guiada Algunos ayudaron. Algunos no lo hicieron.
Los estudios sobre el sueño descartaron la apnea, y me negué a volver a Ambien después de despertarme en mi departamento cubierto de salsa de manzana y envoltorios de McDonald’s y el sonido de mi auto corriendo afuera.
Lo que ha ayudado en mi viaje a la puntuación de las ocho horas de sueño siempre evasivo han sido los sonidos de las olas del océano. El suave derrame de agua en un circuito de una hora de duración, cortesía de “Sleep Waves” de Calmsound, ha mejorado enormemente mi salud del sueño. Junto con un régimen de melatonina y una dosis esencial de cannabis indica (Granddaddy Purple y Blackberry Kush ayudan al tren del sueño a llegar más rápido a la estación).
Los relajantes sonidos del océano son un elemento básico de las listas de reproducción de “sueño”.
(Allen J. Schaben / Los Angeles Times)
My Sonos está programado con 10 horas de varios sonidos de agua: ondas suaves y onduladas; tormentas tormentosas; rocía constantemente contra el cristal de una ventana, que puede salir de los altavoces de mi habitación con solo tocar un botón. Las listas de reproducción de ruido ambiental: “ Enfoque profundo ” , “ Sueño profundo ” , “ Calma atmosférica ” , “ Ruido blanco” (todo en Spotify) también reciben una gran rotación en mi casa. Y no solo para dormir. Me vuelvo a estos sonidos cuando mis pensamientos chocan en mi cabeza; cuando está bloqueado en mi escritura; o cuando el día me ha abrumado. Incluso presiono play en “Sleep Waves” cuando mis mascotas se sienten estresadas. - Gerrick D. Kennedy

Entre primer plano y fondo

Solo en la cama no hay escapatoria de tus problemas, especialmente si tienes el sueño ligero. “¿Por qué te fuiste? ¿No sabes que te necesito? canta a los Everly Brothers en la balada “ Sleepless Nights “, de esas horas de carrera desesperadas.
En “ Sleep Comes Down “, Richard Butler, de las Pieles Psicodélicas, describe ese mismo momento: “Está lloviendo en mi cabeza / Pero no caen lágrimas / Y estoy soñando contigo / Hasta que llegue el sueño”. El galán británico del pop Zayn describe las noches que pasé “deambulando y paseando por todas estas calles / Quemándome los ojos de rojo, no dormí durante semanas”. “Todos viven o están muertos”, canta Dustin Payseur de Beach Fossils en “ Apnea del sueño “. “Y todavía estoy en mi cama / Y no tengo ni idea”.
Bienvenido al club. Todo está mal cuando los Zs te evaden. Para los que duermen poco, esas y otras canciones con enfoque lírico están estrictamente prohibidas. La voz humana es el gran disruptor. También lo son los cambios estructurales abruptos y las canciones dinámicas de liberación de tensión que comienzan en silencio pero se vuelven ruidosas.
Este durmiente ligero descubrió que cuando los ronquidos no llegan, la solución es la música electrónica instrumental pacífica, en gran parte de la variedad techno alemana: el álbum del equipo electrónico mínimo “ Las Vegas “ de Burger / Ink ; la serie multivolumen de Kompakt Records llamada “ Pop Ambient “; el álbum conceptual pacífico “ Empire State Building “ de Khan y Walker; y el trabajo recopilado de Reinhard Voigt , que es la mitad de Burger / Ink y actúa solo como Gas.
Lo que conecta estas obras es una devoción al espacio sonoro que existe en el maravilloso reino entre la música de fondo y la música de fondo.
El objetivo es ingresar a la zona similar a la que el músico islandés Björk recorre en “ Auriculares “. “Genio para quedarse dormido con tu cinta anoche, tan cálido”, canta, capturando la sensación de desaparecer en la música: “Los sonidos atraviesan los músculos, estos movimientos abstractos sin palabras”.
Sus auriculares le salvaron la vida, concluye: “Tu cinta, me arrullo para dormir, dormir, dormir …” - Randall Roberts

Quiero ser sedado

Primero, quiero decir esto: aléjate de los benzos. Hace unos años, un médico me recetó una pequeña dosis nocturna de Valium para ayudarme a dormir durante un episodio de depresión que se resolvió en unas pocas semanas. Siguió escribiéndome más recetas de Valium, durante años, hasta que un día, un médico diferente dijo que me había convertido en un adicto al benzo y que necesitaba patearlas, lo cual era costoso, doloroso y tomó meses. Todavía tengo insomnio ocasional, posiblemente debido a mi abuso de benzo. Pero también: Trump.
Cuando quiero ser sedado, no juego “Quiero ser sedado”. Mi antídoto contra el insomnio es el minimalismo: repetitivo, lento, ding-ding-dong aburrido para la mayoría de las personas. Pero al limitar la cantidad de datos que recibe su cerebro, también puede acelerar los pensamientos acelerados. Solo tengo alrededor de seis álbumes en mi iPhone, tú ganas, transmitiendo, y uno es el trompetista Jon Hassell y el productor “ Fourth World, Vol. 1: Possible Musics ”de 1980, uno de los álbumes ambientales supremos. Hassell juega con moderación y mantiene notas hasta que se evaporan. Su trompeta calma como una manta cargada, y las pistas de ritmo ligeramente funky desaceleran un latido ansioso. El álbum de Hassell es tranquilizador, como benzos pero no adictivo.

La primera música New Age de Baby

Cuando tus hijos son muy pequeños, quieres que duerman para que tú también puedas dormir. Luego crecen un poco y quieres que duerman para que puedas quedarte despierto. Pero cuando mis dos hijos tenían 5 y 6 años, durmientes confiables una vez que se fueron, aunque el viaje podría ser muy largo, mi esposa y yo volvimos a ese estado anterior. De repente, gracias a un álbum que descubrimos sobre “cuatro personas pequeñas” llamadas Eeny, Meeny, Miney y Mo, estaríamos discutiendo sobre quién tuvo que acostar a los niños un minuto y luego se durmieron rápidamente en el piso de su habitación. el siguiente.
El álbum es uno de una serie de colecciones de “Meditaciones guiadas para niños” de Michelle Roberton-Jones , de quien no sabía nada antes de que un servicio de transmisión ofreciera su trabajo en respuesta a la búsqueda de algunos de esos términos. Hoy, media década después, todavía no sé mucho acerca de Roberton-Jones, más allá del hecho de que ella se encuentra en el Reino Unido, como dice su sitio web, y “recibió una visita de Ángel” (!) En diciembre de 2000 “mientras severamente enfermo en el hospital “. Aparentemente, ese evento la inspiró a hacer estos discos, que establecieron sus recitaciones de historias sobre esas cuatro pequeñas criaturas, sus fiestas de té y sus bailes de medianoche y sus pinceles mágicos, contra sintetizadores de cámara lenta que se sienten como la primera música New Age del bebé. .
¿Suena horrible? Lo hubiera pensado si me lo hubieran dicho. Sin embargo, con sus texturas suaves y cambios de acordes casi imperceptibles, las cosas de Roberton-Jones son increíblemente relajantes; su acento de niñera funciona para que te sientas tan tranquilo que puedas sentir tu cuerpo relajándose con cada sílaba firme pero comprensiva. Las “Meditaciones guiadas para niños” tienen una clara indiferencia que hizo que mi esposa y yo quisiéramos ser quienes disfrutaran de esa experiencia desenrollada (en oposición a un episodio de “House of Cards”) después de otro día ocupado.
Como crítico, generalmente trato de escuchar lo más activamente que puedo, para descubrir qué está pasando en una canción y por qué estoy respondiendo a ella tal como estoy. Sin embargo, el éxito de Roberton-Jones es que su oyente deje de prestar atención, al menos como comúnmente entendemos ese acto. De hecho, ¿quién sabe lo que estaban haciendo los cerebros de mis hijos o de mí después de apagarnos, pero antes de que Eeny y compañía terminaran sus aventuras? - Mikael Wood

Una pesadilla se convierte en meditación.

La historia de los “ bucles de desintegración “ de William Basinski está indisolublemente ligada al día más pesadilla del siglo XXI.
En 2001, el compositor, tratando de archivar una serie de composiciones melancólicas y repetitivas de los años 80, se dio cuenta de que el acto de tocar las cintas polvorientas y en descomposición condujo a su destrucción. Los resultados musicales fueron interesantes e inesperados, y los dejó jugar hasta su desaparición.
Sin embargo, poco después de que el compositor de Nueva York terminara, los aviones golpearon el World Trade Center, y las cintas se convirtieron en un artefacto de las emociones devastadas de ese momento y lugar (especialmente cuando se acompañan con imágenes de las misteriosas secuelas en el horizonte de Manhattan, tomadas de Basinski’s techo). El arte, como todo lo demás, puede colapsar y desaparecer.
Casi dos décadas después, los bucles todavía tienen una cualidad meditativa y calmante. (Recibieron una reedición amorosa y completa de 2012 en el sello experimental Temporary Residence. Pero, sinceramente, levantarse y voltear el vinilo sacude la experiencia, así que tal vez la transmitan primero). A pesar de la conmoción de su historia de origen, estas composiciones tienen una forma hipnótica del tiempo de flexión. No sucede mucho en cuanto a la melodía o la dinámica: los cambios en el tono y el estado de ánimo son lentos y, a veces, imperceptibles. Pero ponte uno en una habitación oscura y pasa una hora en un instante. La disolución de la música refleja la mente a la deriva en el sueño. Qué extraño que una música tan ligada al trauma pudiera terminar trayendo tanta paz y descanso. Dios sabe que lo necesitamos ahora. - August Brown

Bach a dormir

Cuando mi hijo mayor era un niño pequeño, y yo estaba buscando música para usar a la hora de dormir, tomé una reedición de la grabación del violinista y director de orquesta Yehudi Menuhin de los Conciertos para violín y las Suites orquestales de Bach en el Festival Internacional de Música de Bath en Inglaterra.
Esto se convirtió en un favorito partiular, tanto que se convirtió, y sigue siendo, conocido en nuestra familia como “la música de la siesta”, que giramos tanto en la noche como en las sesiones de siesta de la tarde. Esto también se produjo inmediatamente después de la introducción del término “el efecto Mozart” en 1991, en el que los investigadores de música estaban promoviendo en gran medida la idea de que escuchar música clásica, especialmente en la juventud, ayuda a mejorar el funcionamiento del cerebro.
Si Mozart era bueno para los niños, pensé por extensión, Bach, el gran arquitecto de la música clásica, cuyas composiciones siempre me parecieron obras maestras de las matemáticas y el arte de la música, podría ser aún mejor. Si finalmente hay algún beneficio fisiológico para adoctrinar a los niños con música clásica, realmente no me preocupaba; En un nivel instintivo, sabía que era bueno para el alma, y ​​mi hijo, Alec, y luego su hermano pequeño, Harrison, quien vino un par de años después, respondieron positivamente.
Mi sentido era la integridad estructural de Bach, Mozart y algunos de los otros maestros de música clásica no pudieron evitar alimentar el desarrollo beneficioso de las vías neuronales. Además, me encantó. Desde entonces, si encuentro que mi mente se acelera cuando llega el momento de golpear la almohada, recurro a esta grabación para ayudar a apagar el caos del día y entrar en un espacio interior más tranquilo. Cada vez que escucho el motivo de apertura del concierto para violín A Minor, que comienza esta colección, instantáneamente me siento asentado y puedo recuperar la sensación de que todo está bien en el mundo.
Gracias a: - Randy Lewis
submitted by avendanodesign to u/avendanodesign [link] [comments]


2020.04.13 18:27 HuachiBot [Megathread] Coronavirus #6

Visita covidmx para una cobertura completa

Prevención

En la actualidad no existe una vacuna para prevenir la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19). La mejor forma de prevenir la enfermedad es evitar la exposición a este virus. Sin embargo, como recordatorio, los Centros para el Control y Prevencion de Enfermedades (CDC) siempre recomiendan medidas preventivas cotidianas para ayudar a prevenir la propagación de enfermedades respiratorias. Estas medidas incluyen:
Fuente
Medidas de prevención para el sector educativo nacional

Síntomas

Los síntomas notificados por personas con COVID-19 varían desde aquellos que presentan síntomas leves hasta quienes se enferman gravemente.
Estos síntomas pueden aparecer 2 a 14 días después de la exposición al virus:
  • Fiebre
  • Tos
  • Dificultad para respirar (sentir que le falta el aire)
  • Escalofríos
  • Temblores y escalofríos que no ceden
  • Dolor muscular
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de garganta
  • Pérdida reciente del olfato o el gusto
Fuente
Teléfono de atención para personas con síntomas: 800-0044-800

Epidemiología (Internacional)

País Casos Confirmados Fallecidos (%) Recuperados (%)
EE. UU. 1,035,045 58,964 5.7% 118,228 11.42%
España 212,917 24,275 11.4% 108,947 51.17%
Italia 201,505 27,359 13.58% 68,941 34.21%
Reino Unido 161,145 21,678 13.45% 0 0.0%
Alemania 160,004 6,314 3.95% 110,263 68.91%
Francia 129,859 23,660 18.22% 46,886 36.11%
Turquía 114,653 2,992 2.61% 38,809 33.85%
Irán 92,584 5,877 6.35% 72,439 78.24%
China 82,858 4,633 5.59% 77,578 93.63%
Brasil 73,166 5,083 6.95% 32,544 44.48%
Países Bajos 38,802 4,711 12.14% 0 0.0%
India 31,787 1,008 3.17% 7,797 24.53%
Suiza 29,264 1,380 4.72% 22,200 75.86%
Ecuador 24,258 871 3.59% 1,557 6.42%
Suecia 20,302 2,462 12.13% 1,435 7.07%
México 16,752 1,569 9.37% 2,627 15.68%
Pakistán 14,885 327 2.2% 3,425 23.01%
Chile 14,365 207 1.44% 7,710 53.67%
Japón 14,097 434 3.08% 3,187 22.61%
Corea del Sur 10,761 246 2.29% 8,922 82.91%
Filipinas 8,212 558 6.79% 1,023 12.46%
Noruega 7,660 206 2.69% 0 0.0%
Colombia 5,949 269 4.52% 1,268 21.31%
Argentina 4,114 207 5.03% 1,151 27.98%
Global 3,130,191 217,674 6.95% 937,571 29.95%
Fuente

Epidemiología (Nacional)

Estado Casos Confirmados Fallecidos (%) Recuperados (%)
Ciudad de México 4,474 348 7.78% 2,254 50.38%
Estado de México 2,722 128 4.7% 1,993 73.22%
Baja California​ 1,397 190 13.6% 1,019 72.94%
Tabasco 890 106 11.91% 457 51.35%
Sinaloa 803 130 16.19% 493 61.39%
Quintana Roo 698 90 12.89% 298 42.69%
Nuevo León​ 646 14 2.17% 245 37.93%
Puebla 583 75 12.86% 310 53.17%
Veracruz​ 465 38 8.17% 120 25.81%
Tamaulipas​ 429 18 4.2% 180 41.96%
Coahuila​ 394 38 9.64% 177 44.92%
Chihuahua​ 381 73 19.16% 105 27.56%
Yucatán 378 23 6.08% 111 29.37%
Jalisco 316 25 7.91% 144 45.57%
Baja California Sur​ 300 15 5.0% 160 53.33%
Guanajuato​ 281 22 7.83% 101 35.94%
Sonora​ 260 30 11.54% 47 18.08%
Michoacan 250 37 14.8% 120 48.0%
Morelos 244 28 11.48% 69 28.28%
Guerrero 239 36 15.06% 93 38.91%
Hidalgo 226 27 11.95% 80 35.4%
Aguascalientes​ 198 5 2.53% 44 22.22%
Tlaxcala 159 17 10.69% 55 34.59%
Chiapas 141 6 4.26% 86 60.99%
Querétaro 123 12 9.76% 48 39.02%
Oaxaca 121 17 14.05% 35 28.93%
San Luis Potosí 85 8 9.41% 20 23.53%
Campeche 81 18 22.22% 48 59.26%
Zacatecas 68 7 10.29% 26 38.24%
Nayarit 67 11 16.42% 19 28.36%
Durango 56 6 10.71% 22 39.29%
Colima 26 2 7.69% 10 38.46%
Total 17,501 1,600 9.14% 8,989 51.36%
Fuente

Cronología

Febrero de 2020

El 27 de febrero de 2020, Hugo López-Gatell Ramírez —titular de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud, en México— informó que había un paciente hospitalizado en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) que había dado positivo en una primera prueba de laboratorio a COVID-19.​
Al día siguiente, el 28 de febrero, se confirmaron los primeros casos: un italiano de 35 años de edad, residente de la Ciudad de México, y un ciudadano del estado de Hidalgo que se encontraba en el estado de Sinaloa. Ambos habían viajado poco tiempo atrás a Italia.​ Por la noche del mismo 28 de febrero, se oficializó un tercer caso en la Ciudad de México.​​ Estos últimos dos casos eran compañeros de trabajo que se infectaron al estar en contacto con un italiano durante una convención llevada a cabo en Bérgamo.​ Ese mismo día, y tras cumplir con los requerimientos sanitarios de China, el gobierno de México repatrió a tres connacionales que se encontraban en Wuhan.​
El cuarto caso se confirmó el 29 de febrero, y se trató de una joven del estado de Coahuila, de veinte años de edad, que había realizado un viaje poco tiempo atrás a Milán, Italia.​ Gatell Ramírez señaló que «en este momento, no hay razón científica o de salud pública para suspender actividades laborales y escolares, debido a que estamos en el escenario uno, que es trasmisión localizada en torno a los contactos. No hay trasmisión generalizada».​

Marzo de 2020

En marzo, se presentaron los siguientes casos:
El 1 de marzo, una joven de dieciocho años de edad que se encontraba estudiando en Italia junto con la joven de Coahuila confirmada el 29 de febrero, y que reside en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.​
El 6 de marzo, un habitante del estado de México, de 71 años de edad, que había viajado a Italia a finales del mes anterior.​
El 7 de marzo, un hombre de 46 años de edad, residente de la Ciudad de México.​
El 11 de marzo, el día que la OMS catalogó el COVID-19 como una pandemia,​ se reportaron cuatro nuevos casos: dos en la Ciudad de México y uno en Querétaro, todos ellos pacientes que habían regresado de un viaje a España y cuyas edades oscilan entre los 30 y 41 años. El caso restante es una mujer de 64 años de edad, del estado de México, que recientemente había estado en territorio estadounidense.​​
El 12 de marzo, otras cuatro infecciones se registraron en Querétaro, Puebla y Durango, todos ellos con edades superiores a los 30 años y con antecedentes de viaje a países europeos como España y Francia. Cabe señalar que uno de estos casos se propagó por contacto con una persona infectada.​
El 13 de marzo, la cantidad de infectados se incrementó a 26 casos, además de confirmarse la investigación de otros casos sospechosos en distintos estados del país.​ Entre los confirmados como portadores asintomáticos se encontraba Jaime Ruiz Sacristán, presidente del Consejo Administrativo de la Bolsa Mexicana de Valores,​ al igual que otros ciudadanos en Durango, San Luis Potosí y Yucatán.​​​
Al día 14, se confirmaron un total de 41 casos de coronavirus en el país,​ así como una segunda recuperación de un paciente infectado en el estado de México.​ Hasta ese momento, Campeche era el único estado del país en el que no se habían presentado casos sospechosos o confirmados por COVID-19.​
El día 15, la cantidad de casos confirmados se incrementó a 56, a la vez que se dio a conocer el tercer caso de recuperación, ocurrido en Coahuila.​
El día 16, la cantidad de casos confirmados por parte de la Secretaría de Salud aumentó a 82. Posteriormente, los gobiernos estatales de Sonora y de Tamaulipas confirmaron sus primeros casos positivos por coronavirus, por lo que la cantidad de entidades federativas con presencia de coronavirus llegó a 19.​
La cantidad de casos confirmados en el país superó el centenar el 18 de marzo, cuando se reportaron 118 casos, un incremento del 26% con respecto al resultado del día anterior (93 casos, el 17 de marzo). Si bien hasta entonces se habían registrado 787 casos negativos, todavía existían 314 sospechosos, además de casos de cuatro casos catalogados como «portadores» por asintomáticos en los estados de Jalisco, el estado de México y Puebla.​​ Este mismo día, la Secretaría de Salud confirmó la primera muerte por COVID-19 en México.​
El martes, 24 de marzo, el gobierno federal decretó el comienzo de la fase 2 de la pandemia por COVID-19 en el país, tras registrarse los primeros contagios locales.​ En opinión de Gatell Ramírez: «Seguiremos teniendo transmisión, la expectativa no es terminar con la epidemia de un momento a otro. También quiero ser claro que el éxito en la reducción de la transmisión, en vez de llevarnos a una epidemia corta, nos llevará a una epidemia más larga, pero esto es importante, porque lo que nos lleva es a administrar el riesgo. Quiere decir lograr que cada día haya menos casos que los que se pueden atender en el sistema de salud de México».​
El mismo día, 24 de marzo, un ciudadano mexicano murió en Perú por contagio de COVID-19, de acuerdo con un anuncio de la Secretaria de Relaciones Exteriores, dependencia que también notificó que el cuerpo habría de repatriarse como una operación humanitaria.​
El miércoles, 25 de marzo, el gobernador de Tlaxcala, Marco Antonio Mena Rodríguez, confirmó el primer caso de COVID-19 en esa entidad: una mujer que viajó a Nueva York, Estados Unidos.​ Hasta ese día, había un total de siete defunciones, 475 casos confirmados y más de 1600 sospechosos. Asimismo, cabe resaltar que solamente el 10 por ciento de las personas infectadas requirieron hospitalización, mientras que el resto recibieron atención médica ambulatoria. Los estados en los que se concentraban hasta ese momento la mayor parte de las infecciones eran: la Ciudad de México (82 casos), Nuevo León (52), Jalisco (46), Puebla (34) y Yucatán (29).​
El 26 de marzo, se dieron a conocer 110 nuevos casos confirmados, con lo que se elevó a 585 afectados por la enfermedad. Debido a este incremento, el IMSS anticipó que «se empieza a perder la trazabilidad de los contagios, lo que significa que ya no es posible conocer quién contagió a quién».​ La cantidad de muertes por COVID-19 se elevó a ocho, una de ellas en Quintana Roo.​ Ese día, la atleta Mariana Arceo reveló que se había recuperado de la infección que contrajo en un campamento en Barcelona a principios del mes.​
El 30 de marzo, se decretó la «emergencia sanitaria por causa de fuerza mayor» en el país, ante la evolución de casos confirmados y muertes por la enfermedad.​ Hasta entonces se habían confirmado 1094 personas contagiadas y 28 defunciones en México, además de 2752 casos sospechosos y 5635 casos negativos. En total, se habían realizado pruebas por COVID-19 a 9481 personas en el país.​
El 31 de marzo, se reportó el fallecimiento de un médico de urgencias que trabajaba en la clínica 7 del IMSS de Monclova, Coahuila, al día siguiente de que muriera un paciente de la misma clínica por las mismas circunstancias. Esto llevó a la colocación de un cerco sanitario en el lugar y su reconversión como hospital especial para la atención de casos de COVID-19.​

Abril de 2020

El 1 de abril, de una suma total de 29 muertes por COVID-19 en México desde el inicio de la crisis y 1215 infectados oficiales, 35 ya se habían recuperado. México era, a esa fecha, el 45° país con mayor cantidad de infecciones por esta enfermedad, el primero de los cuales era Estados Unidos, con 214 482, seguido por Italia y España, con 110 574 y 104 118, respectivamente.​
El 2 de abril, la cantidad de casos confirmados se incrementó a 1500, los cuales se hallaron dispersos primordialmente en la Ciudad de México, en el estado de México y en Jalisco. Por otro lado, se registró un aumento de 13 defunciones más, la mayor cantidad de muertes diarias por COVID-19 en el país hasta ese momento. De acuerdo con Alomía: «Los adultos jóvenes en edad productiva y vida social son los que más contagian, y los hospitalizados graves y fallecidos son los adultos mayores». Cabe resaltar que la tendencia de aumento diario de casos se mantenía en un promedio de 150 casos, de acuerdo con registros de las autoridades sanitarias.​
El 3 de abril cerró con 1688 infectados totales oficiales en México, 60 muertes —el doble desde el principio del mes— y 633 recuperados. México era, a esa fecha, el 39ª país con mayor cantidad de infecciones, superado inmediatamente por Indonesia, con 1986 infecciones.​
El 5 de abril, las autoridades sanitarias de Baja California reportaron que Mexicali posee una curva de contagios ascendente similar a la de Wuhan, China, donde se originó el COVID-19, debido a que «los habitantes de esa región no han entendido que no tienen que estar juntos ni andar circulando en las calles».​
El 7 de abril los datos publicados mostraron un total de 141 decesos, 7526 casos sospechosos, 2785 casos confirmados y 15099 casos negativos,​ lo que refleja un incremento del 186,1 % con respecto a la semana anterior. En el caso de la Ciudad de México, que posee la mayor cantidad de pacientes infectados, sus cifras se triplicaron al registrar 141 casos confirmados en un día. Por otra parte, la mayor tasa de letalidad por COVID-19 recae en Ciudad de México, Sinaloa, Estado de México, y Quintana Roo. De acuerdo con Alomía: «La curva epidémica acumulada y la curva de incidentes en las últimas 24 horas se mantienen en una tendencia ascendente» en el país.​
El 8 de abril, si bien la cantidad de personas infectadas aumentó a 3181 además de 174 decesos como consecuencia de la enfermedad, las autoridades sanitarias revelaron que estiman la existencia de 26 mil casos de infección en el país de acuerdo con el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica. Lo anterior implica que «por cada caso confirmado, hay cuando menos 8 que no han sido detectados por el sistema de salud nacional, ya sea porque no acudieron al médico o porque no se les aplicó la prueba de detección del virus».​ Se trata además del día con mayor cantidad de decesos en México —33, en total— desde que se registró la primera muerte.​
Un nuevo récord de decesos se registró el 14 de abril cuando las autoridades de Salud revelaron el fallecimiento de 74 pacientes de COVID-19 en el país. Asimismo, Alomía planteó la posibilidad de que se contabilicen 90 muertes más de casos sospechosos que presentaban síntomas similares a los de esta enfermedad.​ Hasta este día, la tasa de mortalidad es de 0,26 por cien mil habitantes, mientras que el 40 % de las víctimas infectadas se ha recuperado de la enfermedad. De forma similar, se reportó que 8 de cada 10 casos se recuperan «espontáneamente porque el sistema inmune elimina al virus en un periodo de 14 días y no registran secuelas o daños».​
El 15 de abril se reportaron 5847 casos confirmados en el país, y 449 decesos incluido el de una niña de 12 años de edad, la víctima más pequeña de la enfermedad. López-Gatell subrayó que «la epidemia ha acelerado su paso» en México.​ Las autoridades sanitarias estimaron que el pico máximo de la epidemia habría de ocurrir entre el 8 y 10 de mayo, y el 23 habría de ser «la etapa crítica de hospitalizaciones» por esta enfermedad.​
El 21 de abril, Hugo López Gatell anunció el inicio de la Fase 3, con la cual se mantienen las medidas de sana distancia, al menos hasta el 30 de mayo.​
Fuente

Últimas Noticias

Recursos Adicionales

Este hilo es actualizado cada hora. Última actualización: 29-04-2020 a las 08:00:19
submitted by HuachiBot to mexico [link] [comments]


2020.04.02 19:31 HuachiBot [Megathread] Coronavirus #5

Visita covidmx para una cobertura completa

Prevención

En la actualidad no existe una vacuna para prevenir la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19). La mejor forma de prevenir la enfermedad es evitar la exposición a este virus. Sin embargo, como recordatorio, los Centros para el Control y Prevencion de Enfermedades (CDC) siempre recomiendan medidas preventivas cotidianas para ayudar a prevenir la propagación de enfermedades respiratorias. Estas medidas incluyen:
Fuente
Medidas de prevención para el sector educativo nacional

Síntomas

En los casos confirmados de la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19), las enfermedades reportadas han variado de tener síntomas leves a enfermedades graves, y hasta produjeron muertes. Los síntomas pueden incluir:
  • Fiebre
  • Tos
  • Dificultad para respirar
Los CDC creen, en este momento, que los síntomas del COVID-19 podrían aparecer en tan solo 2 días o hasta 14 días después de la exposición.
Fuente
Teléfono de atención para personas con síntomas: 800-0044-800

Epidemiología (Internacional)

País Casos Confirmados Fallecidos (%) Recuperados (%)
EE. UU. 562,506 22,151 3.94% 41,917 7.45%
España 169,510 17,614 10.39% 64,727 38.18%
Italia 156,363 19,899 12.73% 34,211 21.88%
Alemania 127,854 3,022 2.36% 52,889 41.37%
Francia 95,403 14,393 15.09% 27,186 28.5%
Reino Unido 88,621 11,329 12.78% 0 0.0%
China 82,160 3,341 4.07% 77,663 94.53%
Irán 73,303 4,585 6.25% 45,983 62.73%
Turquía 56,956 1,198 2.1% 3,446 6.05%
Países Bajos 26,551 2,823 10.63% 0 0.0%
Suiza 25,571 1,132 4.43% 12,700 49.67%
Brasil 22,685 1,267 5.59% 0 0.0%
Corea del Sur 10,537 217 2.06% 7,447 70.67%
India 9,352 324 3.46% 980 10.48%
Ecuador 7,466 333 4.46% 501 6.71%
Japón 7,255 102 1.41% 762 10.5%
Chile 7,525 82 1.09% 2,367 31.46%
Pakistán 5,496 93 1.69% 1,097 19.96%
Filipinas 4,932 315 6.39% 242 4.91%
México 4,661 296 6.35% 1,722 36.94%
Colombia 2,776 109 3.93% 257 9.26%
Argentina 2,208 95 4.3% 468 21.2%
Global 1,870,076 116,052 6.21% 441,323 23.6%
Fuente

Epidemiología (Nacional)

Estado Casos Confirmados Fallecidos (%) Recuperados (%)
Ciudad de México 1,328 56 4.22% 370 27.86%
Estado de México 523 22 4.21% 179 34.23%
Baja California 335 22 6.57% 105 31.34%
Puebla 256 20 7.81% 95 37.11%
Sinaloa 229 24 10.48% 35 15.28%
Quintana Roo 226 19 8.41% 77 34.07%
Jalisco 156 11 7.05% 130 83.33%
Tabasco 153 12 7.84% 80 52.29%
Coahuila 151 11 7.28% 45 29.8%
Nuevo León 124 5 4.03% 158 127.42%
Baja California Sur 120 2 1.67% 25 20.83%
Yucatán 107 6 5.61% 22 20.56%
Guanajuato 82 5 6.1% 56 68.29%
Veracruz 78 3 3.85% 20 25.64%
Guerrero 70 6 8.57% 15 21.43%
Sonora 69 5 7.25% 15 21.74%
Chihuahua 61 12 19.67% 27 44.26%
Querétaro 61 3 4.92% 28 45.9%
Michoacán 61 9 14.75% 18 29.51%
Hidalgo 58 9 15.52% 20 34.48%
Aguascalientes 55 1 1.82% 41 74.55%
San Luis Potosí 53 4 7.55% 29 54.72%
Tamaulipas 53 3 5.66% 19 35.85%
Morelos 44 7 15.91% 11 25.0%
Oaxaca 43 3 6.98% 12 27.91%
Chiapas 42 3 7.14% 10 23.81%
Tlaxcala 40 2 5.0% 4 10.0%
Nayarit 22 4 18.18% 10 45.45%
Campeche 19 1 5.26% 5 26.32%
Durango 16 4 25.0% 9 56.25%
Zacatecas 15 2 13.33% 7 46.67%
Colima 7 0 0.0% 4 57.14%
Total 4,657 296 6.36% 1,681 36.1%
Fuente

Cronología

Febrero de 2020

El 27 de febrero de 2020, Hugo López-Gatell Ramírez —titular de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud, en México— informó que había un paciente hospitalizado en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) que había dado positivo en una primera prueba de laboratorio a COVID-19.​
Al día siguiente, el 28 de febrero, se confirmaron los primeros casos: un italiano de 35 años de edad, residente de la Ciudad de México, y un ciudadano del estado de Hidalgo que se encontraba en el estado de Sinaloa. Ambos habían viajado poco tiempo atrás a Italia.​ Por la noche del mismo 28 de febrero, se oficializó un tercer caso en la Ciudad de México.​​ Estos últimos dos casos eran compañeros de trabajo que se infectaron al estar en contacto con un italiano durante una convención llevada a cabo en Bérgamo.​ Ese mismo día, y tras cumplir con los requerimientos sanitarios de China, el gobierno de México repatrió a tres connacionales que se encontraban en Wuhan.​
El cuarto caso se confirmó el 29 de febrero, y se trató de una joven del estado de Coahuila, de veinte años de edad, que había realizado un viaje poco tiempo atrás a Milán, Italia.​ Gatell Ramírez señaló que «en este momento, no hay razón científica o de salud pública para suspender actividades laborales y escolares, debido a que estamos en el escenario uno, que es trasmisión localizada en torno a los contactos. No hay trasmisión generalizada».​

Marzo de 2020

En marzo, se presentaron los siguientes casos:
El 1 de marzo, una joven de dieciocho años de edad que se encontraba estudiando en Italia junto con la joven de Coahuila confirmada el 29 de febrero, y que reside en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.​
El 6 de marzo, un habitante del estado de México, de 71 años de edad, que había viajado a Italia a finales del mes anterior.​
El 7 de marzo, un hombre de 46 años de edad, residente de la Ciudad de México.​
El 11 de marzo, el día que la OMS catalogó el COVID-19 como una pandemia,​ se reportaron cuatro nuevos casos: dos en la Ciudad de México y uno en Querétaro, todos ellos pacientes que habían regresado de un viaje a España y cuyas edades oscilan entre los 30 y 41 años. El caso restante es una mujer de 64 años de edad, del estado de México, que recientemente había estado en territorio estadounidense.​​
El 12 de marzo, otras cuatro infecciones se registraron en Querétaro, Puebla y Durango, todos ellos con edades superiores a los 30 años y con antecedentes de viaje a países europeos como España y Francia. Cabe señalar que uno de estos casos se propagó por contacto con una persona infectada.​
El 13 de marzo, la cantidad de infectados se incrementó a 26 casos, además de confirmarse la investigación de otros casos sospechosos en distintos estados del país.​ Entre los confirmados como portadores asintomáticos, se encontraba Jaime Ruiz Sacristán, presidente del Consejo Administrativo de la Bolsa Mexicana de Valores,​ al igual que otros ciudadanos en Durango, San Luis Potosí y Yucatán.​​​
Al día 14, se confirmaron un total de 41 casos de coronavirus en el país,​ así como una segunda recuperación de un paciente infectado en el estado de México.​ Hasta ese momento, Campeche era el único estado del país en el que no se habían presentado casos sospechosos o confirmados por COVID-19.​
El día 15, la cantidad de casos confirmados se incrementó a 56, a la vez que se dio a conocer el tercer caso de recuperación, ocurrido en Coahuila.​
El día 16, la cantidad de casos confirmados por parte de la Secretaría de Salud aumentó a 82. Posteriormente, los gobiernos estatales de Sonora y de Tamaulipas confirmaron sus primeros casos positivos por coronavirus, por lo que la cantidad de entidades federativas con presencia de coronavirus llegó a 19.​
La cantidad de casos confirmados en el país superó el centenar el 18 de marzo, cuando se reportaron 118 casos, un incremento del 26% con respecto al resultado del día anterior (93 casos, el 17 de marzo). Si bien hasta entonces se habían registrado 787 casos negativos, todavía existían 314 sospechosos, además de casos de cuatro casos catalogados como «portadores» por asintomáticos en los estados de Jalisco, el estado de México y Puebla.​​ Este mismo día, la Secretaría de Salud confirmó la primera muerte por COVID-19 en México.​
El martes, 24 de marzo, el gobierno federal decretó el comienzo de la fase 2 de la pandemia por COVID-19 en el país, tras registrarse los primeros contagios locales.​ En opinión de Gatell Ramírez: «Seguiremos teniendo transmisión, la expectativa no es terminar con la epidemia de un momento a otro. También quiero ser claro que el éxito en la reducción de la transmisión, en vez de llevarnos a una epidemia corta, nos llevará a una epidemia más larga, pero esto es importante, porque lo que nos lleva es a administrar el riesgo. Quiere decir lograr que cada día haya menos casos que los que se pueden atender en el sistema de salud de México».​
El mismo día, 24 de marzo, un ciudadano mexicano murió en Perú por contagio de COVID-19, de acuerdo con un anuncio de la Secretaria de Relaciones Exteriores, dependencia que también notificó que el cuerpo habría de repatriarse como una operación humanitaria.​
El miércoles, 25 de marzo, el gobernador de Tlaxcala, Marco Antonio Mena Rodríguez, confirmó el primer caso de COVID-19 en esa entidad: una mujer que viajó a Nueva York, Estados Unidos.​ Hasta ese día, había un total de siete defunciones, 475 casos confirmados y más de 1600 sospechosos. Asimismo, cabe resaltar que solamente el 10 por ciento de las personas infectadas requirieron hospitalización, mientras que el resto recibieron atención médica ambulatoria. Los estados en los que se concentraban hasta ese momento la mayor parte de las infecciones eran: la Ciudad de México (82 casos), Nuevo León (52), Jalisco (46), Puebla (34) y Yucatán (29).​
El 26 de marzo, se dieron a conocer 110 nuevos casos confirmados, con lo que se elevó a 585 afectados por la enfermedad. Debido a este incremento, el IMSS anticipó que «se empieza a perder la trazabilidad de los contagios, lo que significa que ya no es posible conocer quién contagió a quién».​ La cantidad de muertes por COVID-19 se elevó a ocho, una de ellas en Quintana Roo.​ Ese día, la atleta Mariana Arceo reveló que se había recuperado de la infección que contrajo en un campamento en Barcelona a principios del mes.​
El 30 de marzo, se decretó la «emergencia sanitaria por causa de fuerza mayor» en el país, ante la evolución de casos confirmados y muertes por la enfermedad.​ Hasta entonces se habían confirmado 1094 personas contagiadas y 28 defunciones en México, además de 2752 casos sospechosos y 5635 casos negativos. En total, se habían realizado pruebas por COVID-19 a 9481 personas en el país.​
El 31 de marzo, se reportó el fallecimiento de un médico de urgencias que trabajaba en la clínica 7 del IMSS de Monclova, Coahuila, al día siguiente de que muriera un paciente de la misma clínica por las mismas circunstancias. Esto llevó a la colocación de un cerco sanitario en el lugar y su reconversión como hospital especial para la atención de casos de COVID-19.​

Abril de 2020

El 1 de abril, de una suma total de 29 muertes por COVID-19 en México desde el inicio de la crisis y 1215 infectados oficiales, 35 ya se habían recuperado. México era, a esa fecha, el 45° país con mayor cantidad de infecciones por esta enfermedad, el primero de los cuales era Estados Unidos, con 214 482, seguido por Italia y España, con 110 574 y 104 118, respectivamente.​
El 2 de abril, la cantidad de casos confirmados se incrementó a 1500, los cuales se hallaron dispersos primordialmente en la Ciudad de México, en el estado de México y en Jalisco. Por otro lado, se registró un aumento de 13 defunciones más, la mayor cantidad de muertes diarias por COVID-19 en el país hasta ese momento. De acuerdo con Alomía: «Los adultos jóvenes en edad productiva y vida social son los que más contagian, y los hospitalizados graves y fallecidos son los adultos mayores». Cabe resaltar que la tendencia de aumento diario de casos se mantenía en un promedio de 150 casos, de acuerdo con registros de las autoridades sanitarias.​
El 3 de abril cerró con 1688 infectados totales oficiales en México, 60 muertes —el doble desde el principio del mes— y 633 recuperados. México era, a esa fecha, el 39ª país con mayor cantidad de infecciones, superado inmediatamente por Indonesia, con 1986 infecciones.​
El 5 de abril, las autoridades sanitarias de Baja California reportaron que Mexicali posee una curva de contagios ascendente similar a la de Wuhan, China, donde se originó el COVID-19, debido a que «los habitantes de esa región no han entendido que no tienen que estar juntos ni andar circulando en las calles».​
El 7 de abril los datos publicados mostraron un total de 141 decesos, 7526 casos sospechosos, 2785 casos confirmados y 15099 casos negativos,​ lo que refleja un incremento del 186,1 % con respecto a la semana anterior. En el caso de la Ciudad de México, que posee la mayor cantidad de pacientes infectados, sus cifras se triplicaron al registrar 141 casos confirmados en un día. Por otra parte, la mayor tasa de letalidad por COVID-19 recae en Ciudad de México, Sinaloa, Estado de México, y Quintana Roo. De acuerdo con Alomía: «La curva epidémica acumulada y la curva de incidentes en las últimas 24 horas se mantienen en una tendencia ascendente» en el país.​
El 8 de abril, si bien la cantidad de personas infectadas aumentó a 3181 además de 174 decesos como consecuencia de la enfermedad, las autoridades sanitarias revelaron que estiman la existencia de 26 mil casos de infección en el país de acuerdo con el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica. Lo anterior implica que «por cada caso confirmado, hay cuando menos 8 que no han sido detectados por el sistema de salud nacional, ya sea porque no acudieron al médico o porque no se les aplicó la prueba de detección del virus».​ Se trata además del día con mayor cantidad de decesos en México —33, en total— desde que se registró la primera muerte.​
Fuente

Últimas Noticias

Recursos Adicionales

Este hilo es actualizado cada hora. Última actualización: 13-04-2020 a las 11:00:17
submitted by HuachiBot to mexico [link] [comments]


2020.03.12 02:00 HuachiBot [Megathread] Coronavirus

Visita covidmx para una cobertura completa

Prevención

En la actualidad no existe una vacuna para prevenir la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19). La mejor forma de prevenir la enfermedad es evitar la exposición a este virus. Sin embargo, como recordatorio, los Centros para el Control y Prevencion de Enfermedades (CDC) siempre recomiendan medidas preventivas cotidianas para ayudar a prevenir la propagación de enfermedades respiratorias. Estas medidas incluyen:
Fuente
Medidas de prevención para el sector educativo nacional

Síntomas

En los casos confirmados de la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19), las enfermedades reportadas han variado de tener síntomas leves a enfermedades graves, y hasta produjeron muertes. Los síntomas pueden incluir:
  • Fiebre
  • Tos
  • Dificultad para respirar
Los CDC creen, en este momento, que los síntomas del COVID-19 podrían aparecer en tan solo 2 días o hasta 14 días después de la exposición.
Fuente
Teléfono de atención para personas con síntomas: 800-0044-800

Epidemiología (Internacional)

País Casos Confirmados Fallecidos (%) Recuperados (%)
EE. UU. 562,506 22,151 3.94% 41,917 7.45%
España 169,510 17,614 10.39% 64,727 38.18%
Italia 156,363 19,899 12.73% 34,211 21.88%
Alemania 127,854 3,022 2.36% 52,889 41.37%
Francia 95,403 14,393 15.09% 27,186 28.5%
Reino Unido 88,621 11,329 12.78% 0 0.0%
China 82,160 3,341 4.07% 77,663 94.53%
Irán 73,303 4,585 6.25% 45,983 62.73%
Turquía 56,956 1,198 2.1% 3,446 6.05%
Países Bajos 26,551 2,823 10.63% 0 0.0%
Suiza 25,571 1,132 4.43% 12,700 49.67%
Brasil 22,685 1,267 5.59% 0 0.0%
Corea del Sur 10,537 217 2.06% 7,447 70.67%
India 9,352 324 3.46% 980 10.48%
Ecuador 7,466 333 4.46% 501 6.71%
Japón 7,255 102 1.41% 762 10.5%
Chile 7,525 82 1.09% 2,367 31.46%
Pakistán 5,496 93 1.69% 1,097 19.96%
Filipinas 4,932 315 6.39% 242 4.91%
México 4,661 296 6.35% 1,722 36.94%
Colombia 2,776 109 3.93% 257 9.26%
Argentina 2,208 95 4.3% 468 21.2%
Global 1,870,076 116,052 6.21% 441,323 23.6%
Fuente

Epidemiología (Nacional)

Estado Casos Confirmados Fallecidos (%) Recuperados (%)
Ciudad de México 1,328 56 4.22% 370 27.86%
Estado de México 523 22 4.21% 179 34.23%
Baja California 335 22 6.57% 105 31.34%
Puebla 256 20 7.81% 95 37.11%
Sinaloa 229 24 10.48% 35 15.28%
Quintana Roo 226 19 8.41% 77 34.07%
Jalisco 156 11 7.05% 130 83.33%
Tabasco 153 12 7.84% 80 52.29%
Coahuila 151 11 7.28% 45 29.8%
Nuevo León 124 5 4.03% 158 127.42%
Baja California Sur 120 2 1.67% 25 20.83%
Yucatán 107 6 5.61% 22 20.56%
Guanajuato 82 5 6.1% 56 68.29%
Veracruz 78 3 3.85% 20 25.64%
Guerrero 70 6 8.57% 15 21.43%
Sonora 69 5 7.25% 15 21.74%
Chihuahua 61 12 19.67% 27 44.26%
Querétaro 61 3 4.92% 28 45.9%
Michoacán 61 9 14.75% 18 29.51%
Hidalgo 58 9 15.52% 20 34.48%
Aguascalientes 55 1 1.82% 41 74.55%
San Luis Potosí 53 4 7.55% 29 54.72%
Tamaulipas 53 3 5.66% 19 35.85%
Morelos 44 7 15.91% 11 25.0%
Oaxaca 43 3 6.98% 12 27.91%
Chiapas 42 3 7.14% 10 23.81%
Tlaxcala 40 2 5.0% 4 10.0%
Nayarit 22 4 18.18% 10 45.45%
Campeche 19 1 5.26% 5 26.32%
Durango 16 4 25.0% 9 56.25%
Zacatecas 15 2 13.33% 7 46.67%
Colima 7 0 0.0% 4 57.14%
Total 4,657 296 6.36% 1,681 36.1%
Fuente

Cronología

Febrero de 2020

El 27 de febrero de 2020, Hugo López-Gatell Ramírez —titular de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud, en México— informó que había un paciente hospitalizado en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) que había dado positivo en una primera prueba de laboratorio a COVID-19.​
Al día siguiente, el 28 de febrero, se confirmaron los primeros casos: un italiano de 35 años de edad, residente de la Ciudad de México, y un ciudadano del estado de Hidalgo que se encontraba en el estado de Sinaloa. Ambos habían viajado poco tiempo atrás a Italia.​ Por la noche del mismo 28 de febrero, se oficializó un tercer caso en la Ciudad de México.​​ Estos últimos dos casos eran compañeros de trabajo que se infectaron al estar en contacto con un italiano durante una convención llevada a cabo en Bérgamo.​ Ese mismo día, y tras cumplir con los requerimientos sanitarios de China, el gobierno de México repatrió a tres connacionales que se encontraban en Wuhan.​
El cuarto caso se confirmó el 29 de febrero, y se trató de una joven del estado de Coahuila, de veinte años de edad, que había realizado un viaje poco tiempo atrás a Milán, Italia.​ Gatell Ramírez señaló que «en este momento, no hay razón científica o de salud pública para suspender actividades laborales y escolares, debido a que estamos en el escenario uno, que es trasmisión localizada en torno a los contactos. No hay trasmisión generalizada».​

Marzo de 2020

En marzo, se presentaron los siguientes casos:
El 1 de marzo, una joven de dieciocho años de edad que se encontraba estudiando en Italia junto con la joven de Coahuila confirmada el 29 de febrero, y que reside en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.​
El 6 de marzo, un habitante del estado de México, de 71 años de edad, que había viajado a Italia a finales del mes anterior.​
El 7 de marzo, un hombre de 46 años de edad, residente de la Ciudad de México.​
El 11 de marzo, el día que la OMS catalogó el COVID-19 como una pandemia,​ se reportaron cuatro nuevos casos: dos en la Ciudad de México y uno en Querétaro, todos ellos pacientes que habían regresado de un viaje a España y cuyas edades oscilan entre los 30 y 41 años. El caso restante es una mujer de 64 años de edad, del estado de México, que recientemente había estado en territorio estadounidense.​​
El 12 de marzo, otras cuatro infecciones se registraron en Querétaro, Puebla y Durango, todos ellos con edades superiores a los 30 años y con antecedentes de viaje a países europeos como España y Francia. Cabe señalar que uno de estos casos se propagó por contacto con una persona infectada.​
El 13 de marzo, la cantidad de infectados se incrementó a 26 casos, además de confirmarse la investigación de otros casos sospechosos en distintos estados del país.​ Entre los confirmados como portadores asintomáticos, se encontraba Jaime Ruiz Sacristán, presidente del Consejo Administrativo de la Bolsa Mexicana de Valores,​ al igual que otros ciudadanos en Durango, San Luis Potosí y Yucatán.​​​
Al día 14, se confirmaron un total de 41 casos de coronavirus en el país,​ así como una segunda recuperación de un paciente infectado en el estado de México.​ Hasta ese momento, Campeche era el único estado del país en el que no se habían presentado casos sospechosos o confirmados por COVID-19.​
El día 15, la cantidad de casos confirmados se incrementó a 56, a la vez que se dio a conocer el tercer caso de recuperación, ocurrido en Coahuila.​
El día 16, la cantidad de casos confirmados por parte de la Secretaría de Salud aumentó a 82. Posteriormente, los gobiernos estatales de Sonora y de Tamaulipas confirmaron sus primeros casos positivos por coronavirus, por lo que la cantidad de entidades federativas con presencia de coronavirus llegó a 19.​
La cantidad de casos confirmados en el país superó el centenar el 18 de marzo, cuando se reportaron 118 casos, un incremento del 26% con respecto al resultado del día anterior (93 casos, el 17 de marzo). Si bien hasta entonces se habían registrado 787 casos negativos, todavía existían 314 sospechosos, además de casos de cuatro casos catalogados como «portadores» por asintomáticos en los estados de Jalisco, el estado de México y Puebla.​​ Este mismo día, la Secretaría de Salud confirmó la primera muerte por COVID-19 en México.​
El martes, 24 de marzo, el gobierno federal decretó el comienzo de la fase 2 de la pandemia por COVID-19 en el país, tras registrarse los primeros contagios locales.​ En opinión de Gatell Ramírez: «Seguiremos teniendo transmisión, la expectativa no es terminar con la epidemia de un momento a otro. También quiero ser claro que el éxito en la reducción de la transmisión, en vez de llevarnos a una epidemia corta, nos llevará a una epidemia más larga, pero esto es importante, porque lo que nos lleva es a administrar el riesgo. Quiere decir lograr que cada día haya menos casos que los que se pueden atender en el sistema de salud de México».​
El mismo día, 24 de marzo, un ciudadano mexicano murió en Perú por contagio de COVID-19, de acuerdo con un anuncio de la Secretaria de Relaciones Exteriores, dependencia que también notificó que el cuerpo habría de repatriarse como una operación humanitaria.​
El miércoles, 25 de marzo, el gobernador de Tlaxcala, Marco Antonio Mena Rodríguez, confirmó el primer caso de COVID-19 en esa entidad: una mujer que viajó a Nueva York, Estados Unidos.​ Hasta ese día, había un total de siete defunciones, 475 casos confirmados y más de 1600 sospechosos. Asimismo, cabe resaltar que solamente el 10 por ciento de las personas infectadas requirieron hospitalización, mientras que el resto recibieron atención médica ambulatoria. Los estados en los que se concentraban hasta ese momento la mayor parte de las infecciones eran: la Ciudad de México (82 casos), Nuevo León (52), Jalisco (46), Puebla (34) y Yucatán (29).​
El 26 de marzo, se dieron a conocer 110 nuevos casos confirmados, con lo que se elevó a 585 afectados por la enfermedad. Debido a este incremento, el IMSS anticipó que «se empieza a perder la trazabilidad de los contagios, lo que significa que ya no es posible conocer quién contagió a quién».​ La cantidad de muertes por COVID-19 se elevó a ocho, una de ellas en Quintana Roo.​ Ese día, la atleta Mariana Arceo reveló que se había recuperado de la infección que contrajo en un campamento en Barcelona a principios del mes.​
El 30 de marzo, se decretó la «emergencia sanitaria por causa de fuerza mayor» en el país, ante la evolución de casos confirmados y muertes por la enfermedad.​ Hasta entonces se habían confirmado 1094 personas contagiadas y 28 defunciones en México, además de 2752 casos sospechosos y 5635 casos negativos. En total, se habían realizado pruebas por COVID-19 a 9481 personas en el país.​
El 31 de marzo, se reportó el fallecimiento de un médico de urgencias que trabajaba en la clínica 7 del IMSS de Monclova, Coahuila, al día siguiente de que muriera un paciente de la misma clínica por las mismas circunstancias. Esto llevó a la colocación de un cerco sanitario en el lugar y su reconversión como hospital especial para la atención de casos de COVID-19.​

Abril de 2020

El 1 de abril, de una suma total de 29 muertes por COVID-19 en México desde el inicio de la crisis y 1215 infectados oficiales, 35 ya se habían recuperado. México era, a esa fecha, el 45° país con mayor cantidad de infecciones por esta enfermedad, el primero de los cuales era Estados Unidos, con 214 482, seguido por Italia y España, con 110 574 y 104 118, respectivamente.​
El 2 de abril, la cantidad de casos confirmados se incrementó a 1500, los cuales se hallaron dispersos primordialmente en la Ciudad de México, en el estado de México y en Jalisco. Por otro lado, se registró un aumento de 13 defunciones más, la mayor cantidad de muertes diarias por COVID-19 en el país hasta ese momento. De acuerdo con Alomía: «Los adultos jóvenes en edad productiva y vida social son los que más contagian, y los hospitalizados graves y fallecidos son los adultos mayores». Cabe resaltar que la tendencia de aumento diario de casos se mantenía en un promedio de 150 casos, de acuerdo con registros de las autoridades sanitarias.​
El 3 de abril cerró con 1688 infectados totales oficiales en México, 60 muertes —el doble desde el principio del mes— y 633 recuperados. México era, a esa fecha, el 39ª país con mayor cantidad de infecciones, superado inmediatamente por Indonesia, con 1986 infecciones.​
El 5 de abril, las autoridades sanitarias de Baja California reportaron que Mexicali posee una curva de contagios ascendente similar a la de Wuhan, China, donde se originó el COVID-19, debido a que «los habitantes de esa región no han entendido que no tienen que estar juntos ni andar circulando en las calles».​
El 7 de abril los datos publicados mostraron un total de 141 decesos, 7526 casos sospechosos, 2785 casos confirmados y 15099 casos negativos,​ lo que refleja un incremento del 186,1 % con respecto a la semana anterior. En el caso de la Ciudad de México, que posee la mayor cantidad de pacientes infectados, sus cifras se triplicaron al registrar 141 casos confirmados en un día. Por otra parte, la mayor tasa de letalidad por COVID-19 recae en Ciudad de México, Sinaloa, Estado de México, y Quintana Roo. De acuerdo con Alomía: «La curva epidémica acumulada y la curva de incidentes en las últimas 24 horas se mantienen en una tendencia ascendente» en el país.​
El 8 de abril, si bien la cantidad de personas infectadas aumentó a 3181 además de 174 decesos como consecuencia de la enfermedad, las autoridades sanitarias revelaron que estiman la existencia de 26 mil casos de infección en el país de acuerdo con el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica. Lo anterior implica que «por cada caso confirmado, hay cuando menos 8 que no han sido detectados por el sistema de salud nacional, ya sea porque no acudieron al médico o porque no se les aplicó la prueba de detección del virus».​ Se trata además del día con mayor cantidad de decesos en México —33, en total— desde que se registró la primera muerte.​
Fuente

Últimas Noticias

Recursos Adicionales

Este hilo es actualizado cada hora. Última actualización: 13-04-2020 a las 11:00:17
submitted by HuachiBot to Monterrey [link] [comments]


2020.02.14 07:47 traditionalcatholic7 Contestando el post de una mexicana.

Pongo esto aqui por si me censuran en la comunidad que conteste, este es el post al que conteste: https://www.reddit.com/mexico/comments/f3j4jj/aquí_nos_tocó_vivi?utm_source=share&utm_medium=web2x

Hola. Como tu, yo tambien soy mexicano, so, I guess we are compatriotas. Al menos eso nos une.
Por otro lado, me gustaria compartirte mi perspectiva como alguien que es bilingue y que basicamente entiende la mentalidad mexicana (porque, bueno, yo tambien soy mexicano) pero a la vez entiende porque quizas en el reedit en ingles no te entendieron tanto.
(esto quiza va a ser un poco larguito, oh well)

1.- Los mexicanos somos muy mono-culturales, a mis compatriotas les gusta quejarse mucho de como los gringos son bien cerrados y no entienden nada del mundo (y si, muchos son asi, tambien, muy mono culturales) pero no entienden que eso de ser mexicano mono-cultural no funciona en muchos (muchisismos) contextos. Por ejemplo, basicamente todo lo que dices.
Digamos que si vivieras en un pueblo de mil personas, y no hay trabajo porque todos se fueron de mojados, ¿que haces? pues te vas a el pueblo grande, y si ese pueblo no es suficiente, pues a la ciudad pequeña, y si la ciudad no vale queso, le sigues a la capital del estado, y si el pais que tu percibes no vale queso, ¿que haces?, pues la mayoria de los mexicanos se quedan ahi, atascaditos como cangrejitos, llorando y lamentandose (que es algo tambien muy mexicano, je) pero no entienden (al menos a un nivel practico) que el internet ya lleva casi 40 años de creado, que paypal ya existe desde hace casi 20, que bitcoin y las criptomonedas ya existen desde hace 10 y que basicamente, puedes moverte a cualquier categoria de trabajo y (lo mas importante) a cualquier categoria de paga (USD; EUR) ¡sin salir de casa! (I know, mindblown)
2.- Los gringuitos son tambien bien mono-culturales, y ni saben (la gran mayoria) quien es lopez hablador, pero como el internet nacio literalmente entre europa y estados unidos, esta idea de ganar dinero de clientes en japon, estudiar con un maestro en inglaterra via youtube o khan academy, y otras tantas features ya son parte de su cultura, ya tuvieron primos que lo hicieron cuando tenian quince años, madres solteras que sacaron la mortgage con ebooks en linea de como hacer licuados, etc, etc.... pero para los mexicanos muy encerraditos en su burbujita toda la desgracia nacional empieza y termina en el presupuesto federal y en las idioteces que se dicen en las mañaneras.
3.- Que tu universidad era una porqueria?, personalmente yo me hubiera salido de ahi y hubiera estudiado en linea, la ultima vez que cheque puedes estudiar en harvard via coursera y recibir un diploma de harvard con cierta validez, o estudiar un curso especializado de google y ponerte en una lista de programadores oficial que google maneja. Toda esta informacion es literalmente solo una busqueda de duckduckgo away.

4.- Tambien tu mensaje esta bien extraño, primero dices que eres ingeniera y que no tienes trabajo pero luego dices ni te gusto todo el asunto y te rendiste, luego que mexico estaba bien del nabo pero que el df es lo mejor de la galaxia (yo vivi ahi un año y la verdad que como GDL no hay dos IMO) digo, entiendo que es una rant mexicana, pero digo, la cosa no tiene sentido, incluso tomando en cuenta la perspectiva cultural. ¿te percibes como la culpable de tus fracasos, o mexico, sus estructuras y sus taras te tumbaron? no parece que haya una conclusion al respecto en tu texto. Lo cual es importante, porque como dicen los guerejos "Clarity is power"

5.- A veces me alegro que los mexicanos sean tan mono-culturales y esten en su brubujita (ah, y eso de amar el extranjero y todo lo que esta fuera de mexico, tambien es un rastro cultural mexicanisimo) porque de otra manera, la monoculturales (je, new word) de mis compatriotas harian de este pais algo irreconocible pero peor, muchos haciendose ateos nada mas porque es trendy en silicon valley, otros aceptando las idioteces de la izquierda extremista que controla nueva york y permite aborta hasta los nueve meses (hola? estado fallido department?) so, la verdad que nose si desear que los mexicanitos sean mas individualistas como los gringos protestantes, porque en una de esas se confunden ese individualismo como una validacion de las herejias que creen y acabamos peor que en Utah....
Pero bueno, te recomiendo este video que no tiene nada que ver con el asunto, pero ya que gaste 30 minutos aqui igual tengo derecho a mi plug: https://www.youtube.com/watch?v=JiMqzN_YSXU&t=3s
submitted by traditionalcatholic7 to u/traditionalcatholic7 [link] [comments]


2016.10.20 10:18 EDUARDOMOLINA Jesús Maraña: Traicionando a los muertos. El 20 de octubre de 2011 debería ser recordado como el triunfo de la democracia sobre la barbarie, la victoria de la política sobre las balas. Algo muy serio falla en este país cuando el quinto aniversario del fin de ETA pasa casi inadvertido.

http://www.infolibre.es/noticias/opinion/2016/10/20/traicionando_los_muertos_56454_1023.html
"Fue pura casualidad. La tarde del 20 de octubre de 2011, dos periodistas del diario Público (en papel) se encontraban entrevistando a Alfredo Pérez Rubalcaba en su despacho de la calle Ferraz cuando ETA anunció el “cese definitivo de su actividad armada”. Habíamos concertado la cita dos semanas antes con el candidato presidencial del PSOE que había sido ministro del Interior entre 2006 y 2010, y por eso Gonzalo López-Alba y el arriba firmante fuimos testigos de un momento que (esta vez sí) puede calificarse de histórico.
Nada más sentarnos dijo que tenía que dejar abierto el teléfono porque esperaba una llamada importante. Eran las 17:30, y a los pocos minutos de iniciar la conversación ya fue interrumpida por algún mensaje de texto. En un momento determinado, Rubalcaba exclamó: “Bueno, como no vais a salir de aquí antes, puedo deciros que ETA difundirá un comunicado a las siete anunciando que echa el cierre”. El rumor circulaba desde hacía semanas, pero habían sido tantas las ocasiones (a lo largo de cinco décadas) en que ese anuncio se había quedado en simple deseo, que Gonzalo y yo nos miramos y nos surgió un escéptico y simultáneo interrogante: “¿Seguro?”
Absolutamente relajado, Rubalcaba anticipó detalles: habrá comunicado escrito, pero también un vídeo que se difundirá a través de Gara, la BBC y “algún diario de referencia internacional” (fue The New York Times). Sobre la puesta en escena sólo se equivocó en una cosa: creyó que los etarras aparecerían a cara descubierta para evitar la “imagen de Ku-kux-klan” que dieron con las capuchas blancas en anteriores anuncios. Hubo capuchas. Pero el texto que el exministro recibió en su móvil por anticipado se cumplió con exactitud: “Abandono definitivo de la violencia”. Esa era la palabra buscada por todos los gobiernos de la democracia (de UCD, del PSOE y del PP) en sus sucesivos contactos con la banda terrorista y soñada por todos los ciudadanos de bien: “Definitivo”.
Durante aquellas dos horas hubo abrazos y expresiones de júbilo en ese despacho y en los pasillos de Ferraz. A Rubalcaba (que encarna y ejerce el perfil de frialdad maquiavélica desde siempre) solo le vimos emocionado con una llamada concreta, tras la que asomó una lágrima. “La culpa la tiene José Luis”. El presidente del Gobierno, Rodríguez Zapatero, seguía desde Moncloa el desenlace de un proceso que se había iniciado a los pocos meses de llegar a la presidencia del Gobierno en 2004.
Los detalles de ese proceso de conversaciones que llevó a la paz están fielmente reflejados en un documental que este 20 de octubre, cinco años después, debería emitirse en prime time en la televisión pública, y visionarse en los institutos y en las aulas de mayores. Se titula El fin de ETA, con guion de los periodistas José María Izquierdo y Luis Rodríguez Aizpeolea, y cuenta con los testimonios (fundamentales) de Jesús Eguiguren y Arnaldo Otegi, pero también con los matices y aportaciones de políticos de distintos partidos, de responsables de la lucha antiterrorista, de víctimas de ETA y de varios etarras. La imagen de Maixabel Lasa, viuda de Juan María Jáuregui, ante la tumba de su marido, acompañada por Ibon Etxezarreta, condenado a 39 años de cárcel por ese mismo asesinato, representa de forma absolutamente emocionante el camino (al menos uno de los caminos posibles) para una paz que muchos aún no consideran definitiva. Acudan también, si pueden, a ver y escuchar en teatro La mirada del otro, que recrea con fidelidad los encuentros de una víctima de ETA y uno de los asesinos.
La hoja de ruta abertzale
Disculpen que resuma otro episodio personal. En julio de 2010 (un año y tres meses antes del anuncio de ETA) acudí a San Sebastián para una cita propuesta para “ser informado por dirigentes de la izquierda abertzale sobre la hoja de ruta prevista en relación con el llamado proceso de paz”. Por email se me aseguró que los interlocutores eran del “máximo nivel” y que estaban dispuestos a responder a todas las preguntas que yo quisiera realizar. Me consta que ese tipo de encuentros se produjeron por las mismas fechas con los responsables de al menos otros dos diarios nacionales. Viajé a Donostia sin conocer el lugar exacto de la reunión ni con quiénes me sentaría. El interlocutor me trasladó desde el aeropuerto a la misma sede del sindicato LAB en la que meses antes habían sido detenidos por orden del juez Baltasar Garzón quienes componían la cúpula de la ‘nueva Herri Batasuna’, entre ellos el propio Otegi. Me esperaban en una sala de reuniones sin ventanas, ya sentados, Rufino Etxeberria y Rafael Díez Usabiaga (junto a otro dirigente abertzale que no abrió la boca en ningún momento). Durante tres horas y media, contestaron a todo lo que pregunté y relataron, paso a paso, lo que estaban decididos a hacer en los meses siguientes. La hoja de ruta que describieron (y que contamos en Público semanas después) se fue cumpliendo por completo, hasta desembocar en el anuncio de “cese definitivo de su actividad armada” por parte de ETA el 20 de octubre de 2011.
Es incontestable que ETA fue derrotada por la democracia, lo cual incluye la decisión de una mayoría de la izquierda abertzale de aceptar las reglas de juego. El 20 de octubre de cada año debería celebrarse como una victoria de la política sobre las balas. Conocer el relato preciso de lo ocurrido desde 2004 a 2011, con el peldaño clave de la voladura de la T4 y con ella de la tregua vigente hasta aquel 30 de diciembre de 2006, es un ejercicio absolutamente necesario. No resucita a las 829 víctimas del terrorismo etarra. No consolará a sus familias y amigos. No sirve para perdonar ni para ser perdonado. Se trata de conocer lo que pasó, por boca de quienes lo vivieron y en memoria de los que no pudieron celebrar una paz tantos años buscada.
Durante décadas, cada vez que a un periodista se le planteaba esa tópica pregunta sobre la noticia que soñaba poder ofrecer algún día, todos respondíamos: “El fin de ETA”. Algo (muy serio) falla en este país cuando el quinto aniversario de ese logro pasa casi inadvertido en el ámbito institucional, político y mediático. A uno le parece que eso sí que es “traicionar a los muertos”."
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2016.05.28 13:05 ShaunaDorothy Mitin en Berlín: ¡Libertad inmediata a Mumia! Mumia Abu-Jamal: El embuste contra un hombre inocente (Verano de 2007)

https://archive.is/yCBZ1
Espartaco No. 28 Verano de 2007
Publicamos a continuación la presentación editada de la abogada del Partisan Defense Committee (Comité de Defensa Clasista, PDC), Rachel Wolkenstein, miembro del equipo legal de Mumia Abu-Jamal entre 1995 y 1999, en un mitin en Berlín el 12 de mayo, originalmente publicada en Workers Vanguard No. 894 (8 de junio de 2007), periódico de nuestros camaradas de la Spartacist League/U.S. El mitin fue convocado por el Comité de Defensa Social, la organización de defensa fraternal del PDC en Alemania, como parte de una campaña internacional para revitalizar las protestas masivas centradas en la clase obrera a favor de Mumia en vísperas de su audiencia ante el Tribunal de Apelaciones del Tercer Circuito de EE.UU. en Filadelfia, que escuchó argumentaciones orales el 17 de mayo en lo que podría ser la etapa final de procedimientos legales para el preso político en la antesala de la muerte Mumia Abu-Jamal.
Mientras más de 500 partidarios de Mumia se manifestaban fuera del tribunal y muchos otros asistían a la audiencia, los fiscales argumentaron reinstalar la pena de muerte que fue revocada por decisión del juez del tribunal federal de distrito William Yohn en 2001, que por lo demás sostuvo cada aspecto de la condena contra Mumia por el cargo falso de haber matado al oficial de policía de Filadelfia Daniel Faulkner en diciembre de 1981. A los abogados de Mumia, encabezados por Robert Bryan, se les permitió plantear sólo dos de más de 20 desafíos legales a la condena embustera: la selección del jurado con base en criterios de raza y la argumentación sumaria prejuiciosa del fiscal ante el jurado de que Mumia presentaría “apelación tras apelación”, lo cual minó el estándar de “duda razonable”.
Tras la audiencia del Tercer Circuito, Wolkenstein advirtió en contra de ilusiones en los procedimientos de apelación federales, y notó que “podrá haber una decisión en el transcurso de algunas semanas, y tal decisión, sea cual fuere, probablemente será apelada ante la reaccionaria Suprema Corte de EE.UU. Esto hace aún más urgente revitalizar las protestas de masas para liberar a Mumia sobre la base de que es inocente y es la víctima de un embuste político racista.”
Han pasado 25 años desde que Mumia fue declarado culpable del asesinato del oficial de policía de Filadelfia Daniel Faulkner, un crimen que la policía, la fiscalía y los tribunales saben que Mumia no cometió. Mumia ha estado en la antesala de la muerte todo este tiempo, aislado en una celda que él describe como vivir en un retrete. Fue víctima de un embuste por su activismo y convicciones políticas, por haber sido miembro del Partido Pantera Negra, simpatizante de MOVE y un periodista que luchó con pasión y convicción contra la inequidad racial, étnica y de clase, contra el terror policiaco y por la justicia social.
Como dijo Mumia hace unos 17 años, en la entrevista del video del PDC, From Death Row, This Is Mumia Abu-Jamal [Éste es Mumia Abu-Jamal, desde la antesala de la muerte], está “luchando por crear revolución en Estados Unidos. Revolución significa cambio total.” Desde entonces las ideas políticas de Mumia no han cambiado. No han logrado intimidarlo para que guarde silencio.
Para los gobernantes capitalistas, Mumia representa el espectro de la revuelta negra y de la oposición desafiante a su sistema de opresión racista. Para ellos, Mumia es un muerto con licencia. Todos los elementos del “sistema de justicia” apoyados por los dos partidos del capitalismo estadounidense, tanto Demócrata como Republicano, se han coludido para matar a este hombre inocente.
¿Por qué es necesario luchar por la causa de Mumia internacionalmente? El PDC retomó el caso de Mumia en 1987, hace unos 20 años, porque el caso de Mumia es la lucha contra el arma definitiva del terror estatal, la pena de muerte. Nos oponemos a la pena de muerte como cuestión de principios. No le concedemos al estado el derecho a decidir quién debe vivir y quién debe morir. En Estados Unidos la pena de muerte es una herencia de la esclavitud, es el linchamiento racista legalizado.
También retomamos el caso de Mumia como parte de la lucha en contra de que el estado juzgue como terroristas a quienes percibe como sus opositores políticos. El Partido Pantera Negra y la organización MOVE eran considerados los terroristas de su tiempo. Y eso quería decir que era legítimo que el estado los liquidara en la oscuridad de la noche y los acusara falsamente con vagos cargos de conspiración. Mumia fue blanco del Programa de Contrainteligencia del FBI (COINTELPRO), puesto bajo vigilancia diaria a los 15 años e incluido en la lista de quienes debían ser capturados e internados en campos de concentración. La condena y la sentencia de muerte de Mumia fueron la continuación de la vendetta del gobierno contra el Partido Pantera Negra que llevó al asesinato de 38 militantes y a las condenas embusteras de cientos, como parte de la ola creciente de embustes legales y tácticas de terror abiertas dirigidas contra la organización MOVE.
La lucha por Mumia Abu-Jamal tiene mucho que ver con la lucha contra la “guerra contra el terrorismo” después del 11 de septiembre, que ha llevado a una cacería de brujas contra inmigrantes, especialmente musulmanes, y ha justificado el desmantelamiento de los derechos democráticos y un aumento masivo en la vigilancia estatal y las medidas represivas, incluyendo el uso abierto de la tortura. La lucha de Mumia es la lucha por todos los inmigrantes, como el refugiado africano de 21 años Oury Jalloh, a quien el 7 de enero de 2005 quemaron vivo en su celda de Dessau, Alemania, atado de pies y manos; por izquierdistas como el militante de la Fracción Ejército Rojo (RAF) Wolfgang Grams, a quien los policías “antiterroristas” de la GSG-9 ejecutaron en 1993 de un tiro en la cabeza, y por sus camaradas de la RAF, que han estado presos por décadas como parte de una cacería de brujas anticomunista; por los izquierdistas perseguidos y arrestados a principios de esta semana a lo largo de Alemania por organizar protestas contra la reunión del G-8 del mes entrante en Heiligendamm; por los obreros que enfrentan mayores ataques a sus salarios, beneficios y derechos.
La lucha de Mumia es contra el terror estatal racista, como el que se refleja en el video de un instructor de la Bundeswehr (el ejército alemán) diciéndole a un soldado que se imaginara ametrallando a negros. En última instancia, el blanco de esta represión estatal es el movimiento obrero multirracial. La lucha por liberar a Mumia es parte de la lucha por la liberación negra, y de la lucha más amplia por la revolución socialista y la consecuente liberación de todos nosotros.
El juicio de Mumia: Un tribunal de pacotilla
Estamos aquí en vísperas de la apelación de Mumia en el tribunal federal que tendrá lugar el 17 de mayo. En cuestión de unos cuantos meses, el tribunal decidirá qué sigue para Mumia: la muerte, una vida en prisión o posiblemente más procedimientos legales. El tribunal federal de apelaciones de EE.UU. no está obligado a considerar todas las cuestiones que Mumia ha planteado —y prácticamente todo derecho democrático, desde la libertad de expresión y asociación hasta un juicio en conformidad con el debido proceso, fue violado en su caso—. El tribunal va a decidir si mantiene o no la sentencia de muerte. El tribunal no está considerando ninguna de las pruebas de la inocencia de Mumia o del embuste estatal. Los tribunales federales y estatales se han negado a considerar siquiera la confesión de Arnold Beverly de que fue él, y no Mumia, quien disparó y mató a Faulkner.
El tribunal federal de apelaciones va a permitir sólo tres de las más de 20 cuestiones legales del caso de Mumia. Éstas son el sesgo racial en la selección del jurado y la argumentación final prejuiciosa del fiscal de distrito que minaba el papel del jurado al afirmar que Mumia presentaría “apelación tras apelación”. Finalmente, el tribunal escuchará un reto a las irregulares y arbitrarias audiencias de linchamiento que siguieron a la condena de 1995 a 1997, ante el infame juez Albert Sabo, conocido popularmente como el Rey de la Antesala de la Muerte. Al momento del juicio de 1982, Sabo declaró abiertamente: “Voy a ayudar a freír a este n----r [epíteto racista en inglés remanente de la esclavitud].”
De hecho, los argumentos legales que se presentarán ante el tribunal de apelaciones ya habían sido investigados, desarrollados y formulados en tribunales inferiores por mí y por Jon Piper, otro abogado asociado con el PDC que formaba parte del equipo legal de Mumia. En abstracto, considerando las cuestiones de ley y factuales aplicables al caso de Mumia, no hay razón para que no gane la apelación. Pero la realidad es que los tribunales capitalistas no imparten justicia imparcial —y Mumia es un hombre que el estado quiere ver muerto—.
Para tener impacto en la decisión del tribunal tras las próximas apelaciones, es necesario y urgente, ahora más que nunca, que haya movilizaciones masivas basadas en la clase obrera internacional y en sus aliados. Las movilizaciones deben basarse en que Mumia es un hombre inocente, es “la voz de los sin voz”, alguien que está en la antesala de la muerte debido a un embuste político y racista. ¡Mumia nunca debió haber sido arrestado, condenado, sentenciado a muerte, ni debió haber pasado un solo día en la cárcel! ¡Nuestra lucha —y nuestra exigencia— es por la libertad inmediata de Mumia!
Pero en lugar de ello, la lucha por Mumia ha sido desmovilizada, y sigue siéndolo, por una política impulsada por los liberales y por la izquierda reformista de apelaciones impotentes a la justicia e imparcialidad de los tribunales capitalistas, representada por el llamado por un nuevo juicio, un proceso más justo. Para entender la política que está detrás de esta desmovilización —y para revertirla— examinemos primero las cuestiones legales y factuales en el caso de Mumia.
El embuste
La versión de la fiscalía es que en la madrugada del 9 de diciembre de 1981 había dos personas en la esquina de la calle Locust y la calle 13 de Filadelfia: Billy Cook, que es el hermano de Mumia, y Daniel Faulkner. Mumia, que entonces tenía 27 años y que era conocido por su afabilidad y su ecuanimidad, supuestamente vio al policía golpeando a su hermano, atravesó corriendo el estacionamiento y le disparó al policía en la espalda. Mientras éste caía, supuestamente le disparó a Mumia en el pecho. Entonces Mumia supuestamente se paró sobre el policía, que yacía de espaldas, y le disparó en la cabeza varias veces, “estilo ejecución”. Todas éstas son mentiras, un embuste fantástico por parte de la policía y la fiscalía.
En las audiencias del tribunal posteriores a la condena en el caso de Mumia, celebradas en 1995, 96 y 97, hace más de diez años, las pruebas de la fiscalía fueron refutadas una y otra vez; se demostró que se basaban en testigos que habían sido amenazados o corrompidos, pruebas balísticas inexistentes y una confesión completamente fabricada por la policía cerca de dos meses después del tiroteo.
Como explicaré más adelante, a nivel de los hechos, no hay ni un átomo de pruebas contra Mumia. ¿Qué es lo que el jurado tendría que escuchar y considerar?
Respecto a los testigos: Durante el juicio, la fiscalía produjo un supuesto testigo, la prostituta Cynthia White, que, según la policía, ahora está muerta. Ningún testigo, ni siquiera ella, testificó que Mumia le hubiera disparado a Faulkner. En el juicio de 1982, Cynthia White dijo haber visto a Mumia cruzar corriendo el estacionamiento pistola en mano. Pero desde entonces dos prostitutas y otra mujer que conocían a White han declarado que ella admitió que este testimonio era falso, producto de amenazas de la policía. Dos de estas mujeres enfrentaron un despiadado contrainterrogatorio en las audiencias posteriores a la condena. Dos testigos oculares, William Singletary y Dessie Hightower, declararon que White no estaba en la esquina durante el tiroteo.
El otro supuesto testigo ocular, un taxista llamado Robert Chobert, admitió en las audiencias posteriores a la condena haber recibido favores de los fiscales. Y admitió ante los investigadores de la defensa que su taxi no estaba estacionado donde la fiscalía afirmaba y que él no había estado en posición de ver nada. Esto ha sido confirmado por las fotografías de la escena recientemente dadas a conocer por Michael Schiffmann.
Respecto a la supuesta confesión de Mumia: La confesión que Mumia supuestamente hizo en el hospital la noche del tiroteo fue definitivamente expuesta en la audiencia de 1995 como una total fabricación de la policía y la fiscalía, inventada en una reunión con el fiscal de distrito en la que se preparó a los agentes para testificar durante el juicio, cerca de dos meses después del tiroteo. Ningún informe policiaco de esa noche menciona la confesión de Mumia y, de hecho, un policía que estuvo con él toda la noche dijo directamente que Mumia “no hizo ningún comentario”.
Respecto a la balística: La absoluta inexistencia de pruebas balísticas u otras pruebas físicas es clarísima. No hay prueba de que la pistola de Mumia haya sido disparada esa noche, y mucho menos de que la bala en la herida de la cabeza de Faulkner coincidiera con ella. Hay fotografías recientemente descubiertas que muestran a un policía en la escena tocando una pistola. Hay discrepancias en los reportes policiales sobre el tipo de balas en la pistola de Mumia. Falta un fragmento de bala de la herida de Faulkner y falta una radiografía forense del cuerpo. No hay ninguna prueba física de que se le haya disparado a Faulkner como dice la policía: directo a la cabeza mientras él yacía de espaldas en la banqueta. No hay marcas de bala en la banqueta. Las balas halladas en la escena no apoyan la trayectoria con la que Mumia habría disparado al policía, sino que muestran que hubo más de un tirador y que una de las balas vino de una dirección totalmente diferente a donde estaba Mumia.
Más aún, existen pruebas que apoyan directamente la inocencia de Mumia que ya fueron presentadas en las audiencias de 1995, 96 y 97. El veterano de Vietnam William Singletary fue testigo ocular del tiroteo y en 1995 declaró que Mumia llegó a la escena cuando ya le habían disparado a Faulkner y que el tirador, que llevaba una chamarra verde militar, salió del VW estacionado y luego huyó de la escena. Esto fue lo que Singletary dijo a la policía la noche del tiroteo, y fue amenazado repetidas veces, su gasolinera fue destruida y durante el juicio de 1982 le hicieron abandonar la ciudad. Otros testigos, incluyendo a Dessie Hightower, que declaró en el juicio, dijeron haber visto a alguien huir de la escena. En la audiencia posterior a la condena de 1995, Hightower contó que fue escogido a propósito para pasar por el detector de mentiras y otras formas de coerción en un intento para evitar que declarara en el juicio.
En 1996, Veronica Jones testificó haber visto a alguien salir corriendo de la escena y que la policía la había amenazado con un largo tiempo en prisión por cargos de hurto, a menos que en el juicio testificara lo contrario. En 1997, la prostituta Pamela Jenkins testificó que había otros policías presentes durante el tiroteo, incluyendo a un tal Larry Boston. También declaró en el tribunal que la prostituta Cynthia White era una informante de la policía y realizaba favores sexuales a oficiales. También apareció otro testigo que declaró haber visto a policías de civil presentes al momento del tiroteo.
La confesión de Beverly
Incluso dentro de los límites del totalmente sesgado tribunal de Sabo, las pruebas del fiscal de distrito fueron hechas añicos hace más de diez años. Sería razonable esperar que, conforme van surgiendo más y más pruebas de un encubrimiento deliberado por parte de la policía en los procedimientos del tribunal, un movimiento que defendiera a Mumia Abu-Jamal acogería bien estos acontecimientos legales. Las nuevas pruebas no podrían sino ayudar a una movilización en defensa de Mumia, sobre la base de su inocencia y del hecho de que un activista político negro fue víctima de un embuste por un estado decidido a verlo muerto. ¡Pero en los hechos estas pruebas legales fueron rechazadas! La supuesta izquierda en EE.UU., que tan tardíamente había tomado el caso de Mumia en 1995 y posteriormente no aceptó el llamado por la libertad inmediata de Mumia, en torno al cual se movilizó el PDC, rechazó esa exigencia como base para las protestas masivas, y en su lugar centró sus exigencias en el llamado por un nuevo juicio.
A principios de 1999, conforme nos preparábamos para la muy probable negativa a las apelaciones ante el tribunal de Pennsylvania y para los procedimientos federales de habeas corpus, Jon Piper y yo, junto con otros abogados, volvimos a revisar detalladamente los registros de los procedimientos anteriores y las pruebas del estado, y también renovamos los esfuerzos de investigación. En 1999, el hermano de Mumia admitió que el pasajero en su VW, Ken Freeman, dijo que estaba involucrado en el asesinato de Faulkner y que huyó de la escena después del tiroteo.
Arnold Beverly confesó que él, y no Mumia, le disparó a Faulkner y lo mató. Más aún, Beverly declaró que fue contratado para hacerlo, junto con alguien más, por la policía y la mafia porque Faulkner era un problema para los policías corruptos, al interferir con los sobornos, estafas, tráfico de drogas, etc. Beverly afirma que llevaba una chamarra verde militar y que él mismo también recibió un tiro esa noche. El contacto de la policía para el asesinato, según Beverly, era Larry Boston, a quien Pamela Jenkins dijo haber visto en la escena del crimen en las audiencias de 1997.
Cuando ocurrió el asesinato de Faulkner en 1981, había al menos tres investigaciones federales en curso respecto a la corrupción policiaca en Filadelfia, incluyendo las conexiones entre la policía y la mafia. Hace poco me enteré de que el Departamento de Justicia tenía pruebas contra casi 400 policías de Filadelfia por esas investigaciones, y quería formular acusaciones. Pero el juez federal que supervisaba la investigación dijo que escogieran sólo las 20 principales. De los agentes involucrados en el caso de Mumia, al menos un tercio fue acusado en uno u otro momento durante los siguientes años bajo cargos de corrupción.
Un informante del FBI que era clave para esas acusaciones federales confirmó que en el momento del asesinato de Faulkner, se sabía que los federales tenían un informante en la policía. Un antiguo fiscal federal reconoció que tenían un informante en la policía cuyo hermano también era un agente, como en el caso de Faulkner. El oficial en jefe de la División Central de Policía, donde tuvo lugar el asesinato de Faulkner, el jefe de la división de homicidios y un tal inspector Alfonzo Giordano estaban bajo investigación por cargos de corrupción. Estos agentes fueron la cadena de mando en el embuste contra Mumia.
El inspector Giordano era el oficial al mando en la escena y fue el testigo principal contra Mumia en la audiencia preliminar que tuvo lugar tras el arresto. Él no sólo era uno de los policías investigados por corrupción, sino que había sido la mano derecha de Frank Rizzo, antiguo jefe de policía y alcalde de Filadelfia. Giordano estuvo implicado en la vigilancia diaria de los militantes del Partido Pantera Negra y fue quien dirigió al escuadrón policial “de vigilancia” durante el ataque policiaco de 1970 contra los panteras de Filadelfia. Giordano fue el supervisor del sitio policiaco que durante un año se impuso a la casa de MOVE en Powelton Village. Él sabía exactamente quién era Mumia.
Debemos tener esto en mente al evaluar la confesión de Arnold Beverly. Recuerden las pruebas mentirosas de la fiscalía. Beverly declaró que hubo más de un tirador y que huyeron de la escena. Esto explica el que los testigos hayan visto a un pasajero en el VW y que hayan visto huir al tirador. La confesión de Beverly explica la falta de pruebas balísticas que apoyen la versión de la fiscalía: cómo ocurrió el tiroteo, la dirección de los disparos, los conflictos sobre el calibre del arma. Beverly afirma que no fue Faulkner quien le disparó a Mumia, sino otro policía en la escena. Eso concuerda con la trayectoria del disparo que recibió Mumia y la declaración de un policía de homicidios presente en la escena que afirmó que Mumia recibió el disparo de un policía que llegaba. La confesión es apoyada también por un testigo que afirmó que la pistola de Faulkner estaba en su funda cuando se lo llevaron de la escena. La pistola que supuestamente le pertenecía a Faulkner era probablemente una en desuso: estaba sucia e inoperable.
Más aún, cinco testigos, incluyendo a dos policías, afirmaron que el tirador llevaba una chamarra verde militar. Aquella noche, tanto Beverly como Freeman llevaban chamarras verdes militares. Pero Mumia llevaba una chamarra acolchonada de esquí roja con franjas anchas azules en el frente, y Billy Cook llevaba un saco estilo Nehru con botones de latón. Esto es una prueba incontrovertible de que en el lugar del tiroteo había al menos otra persona más aparte de Billy Cook y Mumia. Este hecho, junto con la trayectoria de la bala y la ausencia de pruebas balísticas de los disparos a Faulkner o a Mumia, refuta totalmente la versión de la policía y la fiscalía.
El que Mumia apareciera en la escena dio a los policías la oportunidad de matar dos pájaros de un tiro. Mumia era bien conocido. Había pasado poco tiempo, menos de diez años, entre la prominencia de Mumia como pantera negra y que se volviera un periodista y partidiario reconocido de MOVE. Y los juicios contra los militantes de MOVE, incluyendo los juicios que siguieron al sitio policiaco de Powelton Village, tuvieron lugar apenas un par de meses antes del asesinato de Faulkner.
Tras el asesinato de Faulkner, los policías trataron de matar a Mumia en la escena. Lo dejaron gravemente herido de un disparo en el pecho, que le perforó los pulmones y el hígado. Lo estrellaron contra un poste de luz y lo arrojaron a una vagoneta policiaca. Ahí, Giordano mismo golpeó a Mumia, y más tarde dijo que este último había confesado ahí haber matado a Faulkner y haber arrojado su pistola al suelo. El otro policía que viajaba en la vagoneta dijo que no hubo tal confesión. Giordano arregló la supuesta identificación de Mumia por parte del taxista Robert Chobert prometiéndole favores y protección de la policía. Giordano fue el agente que reportó que el arma de Mumia fue hallada en la calle (según los registros de radio de la policía, unos catorce minutos después de la llegada de hordas de policías a la zona). Esto contradice la versión oficial policiaca de que la pistola de Mumia fue hallada en el primer minuto. La intención de Giordano era terminar con él llevándolo al cuartel de policía para un interrogatorio. Esa noche, el crimen de Mumia fue también el haber sobrevivido al intento de los policías de matarlo.
Para completar la imagen: Pese a que Giordano era el oficial de más alto rango en la escena que supuestamente escuchó confesar a Mumia y que encontró el arma homicida, en el juicio nunca testificó. Renunció a la policía al día siguiente de terminado el juicio. En 1986, aceptó un trato por cargos federales basados en que había recibido decenas de miles de dólares en partidas ilegales entre 1979 y 1980. No pasó ni un día en la cárcel.
Los reformistas desmovilizan la lucha por Mumia
Así pues, las pruebas de la inocencia de Mumia son abrumadoras. Pero sus anteriores abogados suprimieron la confesión de Beverly y la totalidad de las pruebas que la apoyan. El por mucho tiempo “abogado de movimientos sociales”, Len Weinglass, rechazó estas pruebas por ser demasiado calientes e increíbles, y el coabogado Dan Williams dijo que llevarían a argumentar ¡que la policía había incriminado a sabiendas a un hombre inocente! Pero esto no es increíble, y decir que lo es niega la realidad de los policías y los tribunales.
De hecho, no tienen límite los ejemplos de inocentes conscientemente incriminados en los tribunales burgueses. Antes de que sus condenas fueran expuestas como completas fabricaciones del gobierno, los Cuatro de Guildford pasaron quince años en prisión, y los Seis de Birmingham estuvieron 16 años presos tras ser sentenciados en 1970 como parte de la guerra terrorista del imperialismo británico contra los nacionalistas irlandeses. Antes de ser liberado en 1997, el antiguo líder pantera negra Geronimo ji Jaga (Pratt) pasó 27 años en prisión por un asesinato que las propias grabaciones secretas del FBI probaban que no pudo haber cometido, mientras que el líder de los panteras negras de Nueva York, Dhoruba bin Wahad fue encarcelado 19 años por cargos embusteros hasta su liberación en 1990. La represión que vino con la “guerra contra el terrorismo” también ha cobrado muchas víctimas inocentes.
Además, el caso de Mumia ha sido presentado en un tribunal tras otro, y todos ellos han rechazado las pruebas del embuste y de su inocencia. Esto incluye tres audiencias donde se presentaron pruebas, tres mociones y dos apelaciones a la Suprema Corte Estatal de Pennsylvania, una petición federal de habeas corpus en el Tribunal de Distrito de EE.UU. y una petición federal actualizada y otra petición al tribunal estatal, así como tres solicitudes de audiencia en la Suprema Corte de EE.UU. Cuando un juez federal revocó la sentencia de muerte de Mumia en diciembre de 2001, la fiscalía presentó inmediatamente una apelación, de manera que Mumia no ha salido de la antesala de la muerte desde su condena en 1982.
Como abogada de Mumia, había luchado en el equipo legal por que se utilizaran las pruebas del embuste policiaco y de su inocencia. Cuando quedó perfectamente claro, con el rechazo de la confesión de Beverly, la declaración de Billy Cook y todo el resto de las pruebas respaldatorias, que el abogado principal de Mumia, Len Weinglass, no aceptaría esto, Jon Piper y yo renunciamos al equipo legal en julio de 1999. El negarse a llevar al tribunal la prueba de que es inocente fue una traición a la defensa legal de Mumia. Y esa traición halló un paralelo en los supuestos izquierdistas que están detrás de las coaliciones que operan bajo el título de “Libertad a Mumia” pero que se movilizan sobre la base de la confianza en la justicia e imparcialidad de los tribunales y llaman por un nuevo juicio justo para Mumia.
¿Cuál es el propósito de estos izquierdistas al exigir que este hombre, claramente inocente, sea sujeto a un nuevo juicio? Como ven, no hay pruebas a considerar. Mumia mismo presentó su propia declaración jurada afirmando su inocencia cuando la confesión de Beverly y otras pruebas fueron finalmente presentadas al tribunal en 2001, con un nuevo equipo legal. Mumia declaró: “No le disparé al oficial de policía Daniel Faulkner. No tuve nada que ver con el asesinato del oficial Faulkner. Soy inocente.”
Se ha levantado el argumento fraudulento de que la evidencia de Beverly es “divisionista”; pero desde 1995, mucho antes de la confesión de Beverly, la supuesta izquierda rechazó las pruebas sobre la magnitud del embuste estatal y las lecciones políticas que se desprenden de ello. Esto se hizo explícito en una “reunión de dirección” de unos 100 grupos e individuos —incluyendo al Workers World Party, Socialist Action, Solidarity y Refuse & Resist (organización asociada al Revolutionary Communist Party)— que debatieron la cuestión. La decisión impulsada por la izquierda reformista, representada también por la International Socialist Organization, fue “ampliar” el movimiento y acudir al “público en general”. Renunciaron a la exigencia de liberar a Mumia y de abolir la racista pena de muerte a favor de la consigna: Nuevo juicio para Mumia.
En todas las etapas del caso, la línea política de los reformistas ha sido que el próximo tribunal va a ser el justo. Cuando los tribunales estatales fallaron en contra de Mumia, se extendieron ilusiones de que el tribunal federal estadounidense fallaría de manera justa sobre su petición. Ahora están difundiendo ilusiones en la imparcialidad de los tribunales estadounidenses de apelaciones, pues el tribunal federal estadounidense confirmó la condena. Y entre un procedimiento de tribunal y otro, los reformistas no emprendieron movilizaciones significativas.
Éstas fueron, pura y simplemente, decisiones políticas. No se basaban en los hechos: la inocencia de Mumia y la enormidad del probado embuste. En lugar de ello, la izquierda reformista trató de limitar la movilización política en defensa de Mumia a un llamado a la imparcialidad de los tribunales. Apelan a fuerzas liberales burguesas que ven el caso de Mumia no como un embuste político y racista contra un hombre inocente, sino como un “error de la justicia” aislado, una aberración que amenaza con manchar el proceso democrático.
¡Incluso los papeles legales que presenté en 1995-97, aprobados por el abogado principal de Mumia de ese momento, Leonard Weinglass, no se centraban en el llamado por un nuevo juicio! Llamamos por que se retiraran los cargos debido a la magnitud del embuste. Porque si lidiáramos solamente en el plano de lo que dice la ley en Estados Unidos, la supresión y la falsificación de evidencia son tales que todo el caso debe anularse. Esto es parte de la razón por la que dije que llamar a la gente a movilizarse en torno a la exigencia de un nuevo juicio no se guía por preceptos legales, como se argumenta con frecuencia, sino por un programa político.
El sistema de injusticia capitalista
El de Mumia es un caso de la vida real de un embuste policiaco, un caso de estudio de la naturaleza de clase del estado capitalista que no es neutral. El estado, con sus policías y apoyado por los tribunales, es una máquina de violencia organizada al servicio de una clase, la clase capitalista, y existe para defender el sistema de producción de ganancias contra la clase obrera y contra las minorías. La función de los tribunales es impartir la injusticia capitalista. Ésa fue la lección de los mártires de Haymarket, anarquistas que en 1887 fueron ejecutados en Chicago por dirigir las luchas por la jornada de ocho horas; de los obreros anarquistas Sacco y Vanzetti, víctimas de un embuste en Massachusetts por cargos de homicidio y ejecutados en 1927; de los Muchachos de Scottsboro, nueve jóvenes negros arrestados en 1931 que pasaron casi dos décadas en los calabozos de Alabama por cargos falsos de violación, con ocho de ellos sentenciados a muerte; de Julius y Ethel Rosenberg, ejecutados en 1953 por cargos de espionaje como parte de la Guerra Fría antisoviética.
En la historia alemana ustedes tienen a Eugen Leviné, líder del levantamiento espartaquista en Bavaria, ejecutado en 1919 por el contrarrevolucionario gobierno socialdemócrata. Está el caso de Max Hoelz, un obrero autodidacta que organizó un Ejército Rojo en el área del Vogtland durante el derechista Putsch de Kapp de 1920 y estableció una fuerza de dos mil 500 partisanos en la Alemania Central durante la Acción de Marzo de 1921, por lo que fue sentenciado a cadena perpetua. Después de siete años en prisión se le otorgó una amnistía como resultado de un movimiento masivo en su defensa.
La consigna por un “nuevo juicio” representa un programa de confianza en los racistas tribunales capitalistas que en todos los niveles han mantenido la embustera condena de Mumia. En el infame caso Dred Scott de 1857, que santificó la esclavitud en EE.UU., la Suprema Corte dijo que un hombre negro no tiene ningún derecho que el hombre blanco esté obligado a respetar. El estado capitalista y sus tribunales han dejado claro que Mumia no tiene ningún derecho que los tribunales estén obligados a respetar.
De ahí la importancia de la evidencia de Beverly y el por qué ha sido suprimida en las batallas legales, así como en el plano político, tiene una respuesta simple. La evidencia de Beverly expone el fraude de que el sistema legal burgués estadounidense pueda impartir justicia. Demuestra la unidad de propósito de los policías, la fiscalía y los tribunales en sostener el interés de los gobernantes capitalistas. Deja claro que la injusticia contra Mumia no fue la acción de algún policía, fiscal o juez mal portados, sino de todo el funcionamiento del sistema de injusticia capitalista. La función de la izquierda reformista es actuar como un obstáculo al desarrollo de ese entendimiento. Promueven las mismas ilusiones en la “justicia de los tribunales” que los periodistas liberales David Lindorff y Michael Schiffmann, cuyos escritos, supuestamente a favor de Mumia, de hecho minan la lucha por su libertad (ver: “Defensa clasista contra fe en la ‘justicia’ capitalista”, WV No. 892, 11 de mayo).
Su propósito es promover la noción de que el estado burgués es inviolable. Esto significa negar la inocencia de Mumia. Significa negar la magnitud del embuste estatal, así como la razón por la cual se llevó a cabo. Todo esto sirve para desmovilizar y desarmar políticamente a quienes han sido atraídos por la causa de Mumia. Estas medidas políticas sirvieron para desmovilizar un movimiento internacional de masas. Han significado el rechazo a las razones mismas por las que millones alrededor del mundo han abrazado la causa de Mumia: la repulsión a las injusticias inherentes al capitalismo —la pobreza, la opresión racial, los prejuicios étnicos y la guerra—; la identificación con la lucha de Mumia en contra de “el sistema” y por justicia para toda la humanidad.
Para liberar a Mumia ahora, para salvarlo de la ejecución o de una muerte lenta en prisión, es necesario organizarse sobre la base de una defensa clasista. Si bien eso implica utilizar todos los procedimientos legales posibles, la defensa clasista se basa en el entendimiento de la naturaleza del estado capitalista, y de que no puede haber confianza alguna en los tribunales, sino que toda la confianza debe ponerse en el poder de la clase obrera y sus aliados.
Los tribunales no juzgan y llegan a un fallo en aislamiento. Puede ejercerse presión sobre ellos. Pero hace falta una movilización internacional de las masas, centralmente del movimiento obrero y sus aliados —la juventud, las minorías y los inmigrantes— para cambiar la marea y obtener la libertad de Mumia. Fue una movilización internacional, que de manera crucial incluyó sindicalistas desde Sudáfrica hasta Europa y Estados Unidos, lo que detuvo la mano del verdugo cuando Mumia estaba a diez días de su ejecución en 1995. Fue necesaria esa movilización para lograr que se suspendiera la ejecución y para empujar a los tribunales a cumplir con su obligación legal de permitirle a Mumia continuar sus apelaciones legales. Ahora, ante la posibilidad de que los tribunales reviertan la cancelación de la sentencia de muerte, lo que está en juego es la vida misma de Mumia: ya sea por ejecución o por la lenta muerte de la cadena perpetua.
El trabajo que ha asumido el PDC, nuestras organizaciones fraternales y la Liga Comunista Internacional en los últimos meses por reavivar la lucha por la libertad de Mumia sobre la base de que es un hombre inocente es un paso adelante. Cientos de individuos y organizaciones, incluyendo sindicatos que representan a decenas de miles de trabajadores, han firmado nuestra declaración enfatizando la inocencia de Mumia y exigiendo su libertad. Pero necesitamos un movimiento de masas basado en el poder de la clase obrera, el poder que se ve en su capacidad de retirar su fuerza de trabajo mediante la acción huelguística. Imaginen, por ejemplo, lo que significaría que los trabajadores de tránsito de Filadelfia y Nueva York se declararan en huelga, no sólo para conseguir un salario, atención médica y condiciones laborales decentes, sino también ¡para exigir la libertad de Mumia! Imaginen lo que significaría que el movimiento obrero retirara su fuerza en otros centros capitalistas, deteniendo las comunicaciones, los transportes y la industria, exigiendo: ¡libertad inmediata a Mumia!
Mumia enfrenta los vastos recursos del estado capitalista. Pero hay un camino a la victoria de Mumia, a su libertad. Éste parte del entendimiento de que el enemigo de clase no se detendrá ante nada —recurriendo a las mentiras así como al terror— en las calles y en los tribunales. La libertad de Mumia yace en entender que el poder de luchar y vencer está en la lucha de clases, en la movilización del proletariado multirracial y multiétnico. ¡Libertad inmediata a Mumia!
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/28/mumia.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2016.05.22 00:34 ShaunaDorothy Mumia es inocente - ¡Libertad a Mumia Abu-Jamal! ¡Abolir la racista pena de muerte! ( 25 de enero de 2006)

https://archive.is/Td03V
Mumia es inocente
¡Libertad a Mumia Abu-Jamal!
¡Abolir la racista pena de muerte!
Mumia Abu-Jamal ha estado en la antesala de la muerte por casi 24 años, falsamente condenado por asesinar a Daniel Faulkner, un oficial de policía de Filadelfia. Todos los elementos del sistema de “justicia” capitalista conspiraron para incriminar falsamente a este antiguo miembro del Partido Pantera Negra y partidario de MOVE porque fue un elocuente y desafiante portavoz de los oprimidos. Su condena se basó en testimonios mentirosos, arrancados por los policías, sin un ápice de evidencia física. Un estenógrafo escuchó al juez de su juicio, Albert Sabo —conocido como el “Rey de la antesala de la muerte”—, decir “Les voy a ayudar a freír al n----r [epíteto racista en inglés remanente de la esclavitud]”. Manipulando al jurado para excluir a personas negras, la fiscalía inflamó a los miembros del jurado con la mentira grotesca de que la membresía de Mumia en los panteras, cuando era adolescente, demostraba que estaba comprometido a asesinar a un policía “ya en ese entonces”. La condena se aseguró con argumentos de que el jurado podía desechar cualquier duda acerca de la culpabilidad de Mumia, ya que él podría presentar “apelación tras apelación”.
El estado está tan determinado como siempre a ejecutar a Mumia, un hombre inocente. Durante casi dos décadas de apelaciones, todos y cada uno de los tribunales han rechazado la gran cantidad de evidencia documentada de la descarada incriminación falsa de Mumia. Durante más de cuatro años, los tribunales del estado de Pennsylvania, así como los federales, se han negado a considerar siquiera la confesión jurada de Arnold Beverly de que él, y no Mumia, disparó y mató a Faulkner.
La lucha por liberar a Mumia ha alcanzado una coyuntura crítica. En diciembre, el tribunal federal de apelaciones puso el caso de Mumia en “fast track” para su decisión. Tanto Mumia como los fiscales están apelando las decisiones hechas en 2001 por William Yohn, el juez de Tribunal de Distrito de los Estados Unidos, quien revocó la sentencia de muerte pero mantuvo todos los aspectos de la embustera condena de Mumia. En poco tiempo, incluso en tan sólo seis meses, el tribunal podría decidir qué sigue para Mumia: la muerte, la vida en prisión o más procedimientos legales.
La ejecución de Stanley Tookie Williams por el estado de California en diciembre arroja una sombra ominosa. El linchamiento legal de Williams, que provocó una protesta nacional e internacionalmente, señaló la determinación de los gobernantes capitalistas estadounidenses de fortalecer su maquinaria letal, frente a la creciente reticencia de la población acerca de cómo se aplica la pena de muerte. Mumia Abu-Jamal, el principal prisionero político de Estados Unidos, es el blanco número uno de los verdugos. Arnold Schwarzenegger, el gobernador de California, dejó esto en claro cuando, al negar la clemencia para Williams, citó el hecho de que el libro de Williams de 1998, Life in Prison [La vida en prisión] estaba dedicado a Mumia Abu-Jamal, entre otros.
El caso de Mumia demuestra de qué se trata la racista pena de muerte. Es la cuerda de linchamiento legalizada, el arma máxima en el arsenal represivo gubernamental apuntada contra la clase obrera y los oprimidos. La pena de muerte, un legado de la esclavitud, se mantiene en una sociedad en la que la segregación de la mayoría de la población negra se emplea como una cuña para dividir a las masas trabajadoras y perpetuar el dominio rapaz del capital. La brutalidad asesina del racista sistema capitalista se exhibió ante todos cuando se dejó morir a miles de personas, en su mayoría negros y pobres, en Nueva Orleáns después del huracán Katrina.
La apelación de Mumia se realiza en el contexto de la declaración del gobierno de su “derecho” a desaparecer, torturar e incluso asesinar a quienes perciba como oponentes, y a espiar e intervenir los teléfonos de cualquiera y de todos. En nombre de la “guerra contra el terrorismo”, la administración de Bush, con apoyo del Partido Demócrata, está triturando los derechos ganados mediante tumultuosas batallas de clase y sociales. El propósito es atemorizar y silenciar a cualquiera que pueda atravesarse en el camino de la implacable ofensiva de los gobernantes capitalistas por la obtención de ganancias y sus aventuras imperialistas, como la ocupación colonial de Irak.
Conforme el caso de Mumia pasa por sus etapas finales de procedimientos legales, la lucha por su libertad se plantea urgentemente. El Partisan Defense Committee [Comité de Defensa Clasista] —una organización de defensa legal y social clasista asociada con la Spartacist League/U.S.— está a favor de intentar cualquier posibilidad legal para Mumia, al tiempo que no deposita ninguna fe en la “justicia” de los tribunales capitalistas. Mediante la publicidad y la acción, hemos luchado para movilizar a las fuerzas sociales más amplias, centradas en el movimiento obrero, para exigir la libertad de Mumia y la abolición de la racista pena de muerte. Mientras Mumia enfrentaba la ejecución en agosto de 1995, un flujo masivo de protesta, nacional e internacionalmente —desde organizaciones de libertades civiles y jefes de estado tales como Nelson Mandela de Sudáfrica hasta sindicatos que representan a millones de obreros—, tuvo éxito en detener la mano del verdugo.
Hoy, la situación es más difícil. Sin embargo, si se lleva a cabo mediante una movilización basada en el poder social de la clase obrera, la lucha por la libertad de Mumia sería un paso gigantesco hacia delante en la defensa de todos nosotros contra los cada vez más depravados y perversos gobernantes de este país.
Anatomía de un embuste
Ante los ojos del estado capitalista, desde el tiempo en el que Mumia era un portavoz de 15 años del Partido Pantera Negra, en Filadelfia en 1969, él era un hombre muerto con licencia. J. Edgar Hoover, el entonces director del FBI, dijo: “Se debe hacer entender a la juventud y los moderados negros que, si sucumben a las enseñanzas revolucionarias, serán revolucionarios muertos.” Esta política se llevó a cabo tanto bajo el gobierno Demócrata de Lyndon Johnson y Ramsey Clark, su fiscal general, como bajo el gobierno Republicano de Nixon. Bajo el programa de “contrainteligencia” del FBI conocido como COINTELPRO, fueron asesinados 38 panteras y cientos más incriminados falsamente y enviados a la cárcel.
Las 900 páginas de los archivos del FBI que el PDC pudo obtener a nombre de Mumia, aunque fueron muy expurgados, dejan claro que el FBI y los policías utilizaron cualquier “truco sucio” en su misión para atraparlo. Se registró cada uno de sus movimientos y su nombre se puso en el Índice de Seguridad del FBI, la versión de la década de 1960 de una lista de “terroristas” a eliminar. Aun con la desaparición de los panteras, el estado no desistió de su venganza contra Mumia. La defensa apasionada de los derechos de los negros por parte de Mumia, un periodista conocido como “la voz de los sin voz”, continuó encolerizándolos. Los policías de Filadelfia se enfurecieron particularmente por sus reportajes que simpatizaban con la organización MOVE, la cual fue víctima de una ofensiva de terror estatal.
Mumia fue blanco de asesinato por sus creencias políticas, por lo que escribió, por lo que dijo. En las primeras horas del 9 de diciembre de 1981, en la esquina de las calles 13ª y Locust, en Filadelfia, los policías finalmente vieron su oportunidad. Esa noche, Mumia conducía un taxi por el área. Escuchó disparos. Vio a personas que corrían, vio a su propio hermano y salió de su taxi para ayudarlo. Minutos después, una bala hirió a Mumia gravemente en el pecho. Cerca, Daniel Faulkner, un oficial de policía, yacía herido. Los policías encontraron la oportunidad que tanto habían esperado y la tomaron, incriminando falsamente a Mumia como un “asesino de policías”.
El caso de la fiscalía tenía tres ejes, todos basados en mentiras: el testimonio de un “testigo presencial”, coaccionado mediante favores y terror; una “confesión” supuestamente hecha por Mumia la noche del tiroteo, que es un engaño tan descarado que no salió a la superficie hasta meses más tarde; y “evidencia” inexistente de balística. En 2001, este embuste voló totalmente en pedazos con la confesión de Arnold Beverly de que él fue el hombre que disparó contra Faulkner. En una declaración jurada, impresa en el folleto del PDC Mumia Abu-Jamal Is an Innocent Man! [¡Mumia Abu-Jamal es inocente!], Beverly declaró:
“Me contrataron junto con otro tipo y me pagaron por disparar y matar a Faulkner. Yo había escuchado que Faulkner era un problema para la mafia y los policías corruptos, porque interfería con la corrupción y los pagos hechos para permitir sin procesamiento la actividad ilegal, incluyendo la prostitución, las apuestas y las drogas en el área del centro de la ciudad.
“Se le disparó a Faulkner en la espalda y luego en la cara, antes de que Jamal llegara a la escena. Jamal no tuvo nada que ver con el tiroteo.”
Además, Beverly declaró que hubo un segundo tirador, quien también huyó de la escena. Esto está apoyado por una declaración jurada de Billy Cook, el hermano de Mumia, quien testificó que su amigo Kenneth Freeman era un pasajero en el VW de Cook en la 13ª y Locust esa noche. Freeman admitió después ante Cook que él era parte del plan para asesinar a Faulkner y había participado en el tiroteo y luego huido de la escena. Además, esto está corroborado por el testimonio de William Singletary, un testigo en la escena, quien dijo que vio a un pasajero salir del VW de Cook, dispararle a Faulkner y luego huir de la escena.
Cuando menos media docena de testigos que estaban en la escena la noche del tiroteo vieron, desde distintos puntos, a uno o más hombres negros huir. Las comunicaciones urgentes de las patrullas policiacas, justo después del tiroteo, reportaron que los tiradores habían huido con la pistola de Faulkner. Cinco testigos, incluyendo dos policías, dijeron que el tirador llevaba una chamarra militar verde, que tanto Beverly como Freeman llevaban esa noche. Mumia llevaba puesta una chamarra de esquí acolchada roja con anchas rayas verticales azules. No hay chamarra verde en la evidencia policiaca.
Beverly dijo que a Mumia le dispararon los policías en la escena. Esto lo confirma nada menos que la oficina del examinador médico estatal, cuyo registro, escrito la misma mañana del tiroteo, cita a un oficial de homicidios que dijo que a Mumia le dispararon “refuerzos policiacos que llegaban”, no Faulkner. Otros testigos han corroborado el testimonio de Beverly de que había policías encubiertos y uniformados en las cercanías cuando ocurrió el tiroteo, lo cual Beverly supuso significaba que estaban incluidos en el plan para asesinar a Faulkner. Marcus Cannon, un testigo, vio a dos policías encubiertos en la calle frente al tiroteo. William Singletary también vio a los “camisas blancas” (supervisores policiacos) en la escena justo después de los disparos.
La fiscalía desecha la idea de que los policías pudieran matar a uno de los suyos como una invención ridícula. Haciendo a un lado el que Beverly haya pasado dos pruebas de detector de mentiras, su recuento concuerda con el hecho de que cuando asesinaron a Faulkner en 1981 estaban en curso cuando menos tres investigaciones federales de corrupción policiaca en Filadelfia, incluyendo conexiones policiacas con la mafia. Policías que trabajaban como informantes del FBI fueron eliminados a principios de la década de 1980. Un otrora fiscal federal reconoció que los federales tenían un policía informante cuyo hermano era un policía, tal como Faulkner tenía un hermano que era policía.
Una declaración jurada de Donald Hersing, un antiguo informante en una investigación del FBI acerca de corrupción policiaca, confirma que, en el tiempo del tiroteo de Faulkner, se decía que los federales tenían un informante en la fuerza policiaca. El oficial al mando de la División Central de Policía, donde ocurrió el asesinato de Faulkner, el jefe de la División de Homicidios de la policía y Alfonzo Giordano, el oficial de más alto rango en la escena del asesinato de Faulkner, estaban todos bajo investigación en ese entonces por cargos federales de corrupción. Estos policías fueron, literalmente, la cadena de mando en la falsa incriminación de Mumia Abu-Jamal.
Giordano había sido la mano derecha de Frank Rizzo, el notoriamente racista jefe de policía y después alcalde de Filadelfia. Desde 1966 hasta 1970, Giordano estuvo a cargo del escuadrón de policía “de vigilancia”, que dirigió el asalto policiaco al cuartel general de los panteras negras en 1970. También fue el supervisor del sitio policiaco de 15 meses a la casa de MOVE en Powelton Village en 1977-78, que resultó en el encarcelamiento de nueve miembros de MOVE bajo cargos embusteros de haber asesinado a un policía. Giordano sabía exactamente quién era Mumia. Siendo el oficial con mayor antigüedad en la escena, Giordano tuvo tanto el motivo como la oportunidad de incriminar falsamente a Mumia por el asesinato de Faulkner.
Giordano originó la afirmación de que la pistola de Mumia —la supuesta arma homicida— estaba junto a él en la calle. Sin embargo, según informes policiacos de radio, los policías seguían buscando el arma unos catorce minutos después de que hordas de policías llegaran a la escena. Giordano arregló que el taxista Robert Chobert, quien se convirtió en un testigo de la fiscalía, identificara a Mumia. Giordano fue el testigo central de la fiscalía en la audiencia previa al juicio de Mumia. Sin embargo, nunca se le llamó como testigo en el juicio de Mumia. Poco antes del juicio, se le asignó un trabajo de oficina. Un día hábil después de que Mumia fuera declarado culpable, Giordano renunció a la policía. En 1986, enfrentando cargos federales basados en que recibió decenas de miles de dólares en pagos ilegales entre 1979 y 1980, Giordano llegó a un arreglo. No pasó ni un día en la cárcel.
La red de mentiras de la fiscalía
La historia de la fiscalía es que dos personas estaban en la esquina de la 13ª y Locust, donde se le disparó a Faulkner: Billy Cook, el hermano de Mumia, y Faulkner. La fiscalía afirma que Mumia cruzó la calle corriendo cuando vio que Faulkner estaba golpeando a su hermano. Según la policía y los fiscales, Mumia le disparó al policía en la espalda, el policía le disparó a Mumia y entonces Mumia se paró encima del policía caído y le disparó al “estilo ejecución” varias veces en la cabeza. Incluso un examen cuidadoso de la propia evidencia de los policías y de los fiscales muestra la mentira de este escenario. Una mirada a los “tres ejes” del caso de la fiscalía proporciona no sólo la confirmación desnuda de la inocencia de Mumia, sino una clara corroboración del testimonio de Beverly.
Los testigos de la fiscalía: aun con amenazas y favores de la policía y de la fiscalía en la época del juicio de 1982, ningún testigo testificó haber visto que Mumia le disparara, de hecho, a Faulkner. Sólo uno, Cynthia White, la testigo estrella de la fiscalía, testificó que pensó haber visto un arma en la mano de Mumia cuando cruzó la calle. White, una prostituta que trabajaba en el área, afirmó haber presenciado los eventos desde la esquina sudeste de la 13ª y Locust. Sin embargo, los otros dos testigos de la fiscalía, así como dos testigos de la defensa, que conocían a White, ¡negaron todos que ella estuviera en la escena durante el tiroteo! Otras prostitutas testificaron en audiencias subsecuentes ante el tribunal que la policía alternadamente hacía favores y amenazaba a White para poder extraer su testimonio.
En lo que respecta a Robert Chobert, primero le dijo a la policía que el tirador “huyó”. Después de más interrogatorios cambió su versión, afirmando que Mumia se paró sobre Faulkner mientras se hacían los disparos y que nadie huyó. La fiscalía otorgó favores a Chobert, un taxista que usaba una licencia suspendida mientras estaba a prueba por un delito mayor de incendio premeditado, a cambio de su testimonio. Después admitió que él nunca vio el tiroteo. El tercer testigo del estado era Michael Scanlan. Inicialmente identificó a Mumia como el conductor del VW, pero luego afirmó que el tirador cruzó la calle Locust corriendo, lo cual Beverly admitió haber hecho. También admitió que no sabía si Mumia era el hombre que vio.
Balística y medicina forense: la fiscalía afirmó que la evidencia balística era “consistente” con que la pistola de Mumia era el arma homicida, incluso cuando admitió que la “consistencia” se aplicaba a millones de pistolas de mano. No existe evidencia siquiera de que el arma de Mumia haya sido disparada esa noche. Hubo muchas oportunidades de analizar las manos de Mumia o la pistola para ver si ésta había sido disparada recientemente. Sin embargo, según la policía, tales análisis, que son un procedimiento de operación estándar, ¡nunca se hicieron! El oficial de vigilancia que afirmó haber recogido la pistola de Mumia, no la entregó por más de dos horas, dando tiempo más que suficiente para alterarla.
El informe del examinador médico declara que se disparó a Faulkner con una bala calibre .44, pero la pistola de Mumia era de calibre .38. Aunque el laboratorio criminalístico afirmó que el principal fragmento de bala extraído de la cabeza de Faulkner estaba demasiado dañado para someterlo a pruebas, el experto en balística del equipo de defensores lo negó. Un segundo fragmento de bala extraído de la herida de la cabeza simplemente desapareció sin dejar rastro.
La evidencia en la escena —fragmentos de bala, manchas de sangre, la ausencia de agujeros en la banqueta— refuta la afirmación de la fiscalía de que a Faulkner se le disparó repetidamente mientras yacía en el suelo. Los patrones de las balas son mucho más consistentes con varios tiradores, como testifica Beverly. El casquillo de una bala de cobre encontrado en la escena era inconsistente tanto con la pistola de Faulkner como con la de Mumia, lo cual sugiere que un arma diferente fue disparada. De manera similar, sangre de tipo O fue encontrada en la escena, pero tanto Faulkner como Mumia y Cook eran tipo A, sugiriendo que había otra persona y que fue herida. El ángulo de las propias heridas de Mumia es imposible si le dispararon mientras estaba parado sobre Faulkner, como afirmó la fiscalía. Sin embargo, las heridas de Mumia son consistentes con el testimonio de Beverly de que a Mumia le disparó un policía en la escena.
La “confesión”: el último eje del embuste fue la afirmación de que Mumia, yaciendo en un charco de sangre en el hospital a donde lo llevaron para tratarlo, gritó que le había disparado al policía. Sin embargo, el oficial de policía asignado a vigilar a Mumia ahí, reportó ese mismo día que Mumia “no hizo comentarios”. En realidad, estaba tan malherido, con un orificio de bala en un pulmón, y había sido tan golpeado por la policía en la calle y en el hospital, que no podría haber “gritado” nada. La fiscalía manufacturó la “confesión” en una reunión de mesa redonda con policías dos meses después del tiroteo.
Priscilla Durham, una guardia de seguridad, fue la única empleada del hospital que respaldó la mentira policiaca de la “confesión”. Kenneth Pate, el hermanastro de Durham, juró en 2003 que Durham dijo que los policías la presionaban para decir que Mumia confesó. Pate también dijo que Durham escuchó a Mumia decir “Déjenme, déjenme, intentan matarme”.
Mumia Abu-Jamal ha mantenido su inocencia siempre categóricamente. Como afirmó en una declaración jurada de 2001: “No le disparé al oficial de policía Daniel Faulkner. No tuve nada que ver con el asesinato del oficial Faulkner. Soy inocente... Nunca confesé nada porque no tenía nada que confesar.”
¡Movilizarse ya para liberar a Mumia!
El caso de Mumia Abu-Jamal es un ejemplo perfecto de la naturaleza de clase del estado capitalista. Su sistema de justicia está predispuesto hasta la médula por criterios de clase y raza. Los policías y los tribunales que incriminaron falsamente a este hombre inocente, la tumba en vida del sistema carcelario en el que está preso, el verdugo que está listo para matar: todos son instrumentos de la violencia organizada, empleada para preservar el dominio de la clase capitalista mediante la supresión forzada de la clase obrera y los oprimidos. Las demandas de un “nuevo juicio” que los liberales, las organizaciones que se autoproclaman socialistas, los nacionalistas negros y otros han planteado, han alimentado ilusiones de que puede haber justicia en los tribunales capitalistas. Esas ilusiones desmovilizaron a un movimiento de millones alrededor del mundo en defensa de Mumia.
Ha llegado la hora de reavivar la protesta masiva —nacional e internacionalmente— por Mumia. La libertad de Mumia no se ganará mediante la confianza en el sistema de “justicia” manipulado o en los políticos capitalistas, ya sean Demócratas, Republicanos o verdes. El poder que puede cambiar la marea es el poder de millones —trabajadores, juventud antirracista, abolicionistas de la pena de muerte— unidos en lucha para exigir la libertad de este hombre inocente. La movilización del movimiento obrero, cuyo poder social se deriva de su capacidad para detener la producción, es crucial para esta perspectiva. Como hemos afirmado desde que tomamos la defensa de Mumia a mediados de los años 80, lo que se necesita son acciones de frente unido, centradas en la clase obrera, que generen protestas efectivas a través de un espectro de creencias políticas, al tiempo que aseguran a todos el derecho a expresar sus propias opiniones.
Ha llegado el momento de hacer del caso de Mumia un llamado a la lucha contra la racista pena de muerte, contra la opresión de los negros, contra la represión gubernamental. Eleva tu voz y organízate ahora en tu sindicato, tu universidad, tu comunidad, para exigir: ¡Libertad a Mumia Abu-Jamal! ¡Abolir la racista pena de muerte!
El Partisan Defense Committee [Comité de Defensa Clasista] es una organización de defensa legal y social, clasista y no sectaria, que defiende casos y causas en el interés de todos los trabajadores. Tal propósito está de acuerdo con el programa político de la Spartacist League.
¡Únete a la campaña para liberar a Mumia Abu-Jamal!
¡Se necesitan fondos urgentemente para la defensa legal! Haz una contribución hoy, a nombre de la “National Lawyers Guild Foundation” [Fundación del Gremio Nacional de Abogados] (destinada a “Mumia”) y envíala a: Committee to Save Mumia Abu-Jamal, P.O. Box 2012, New York, NY 10159.
¡Organiza protestas! Aprueba resolutivos en tus sindicatos, universidades, organizaciones comunitarias y religiosas exigiendo la libertad de Mumia. Haz que tu sindicato u organización contribuya económicamente y se una a marchas y protestas por Mumia. Publicita el caso de Mumia en el periódico de tu sindicato u organización.
¡Corre la voz! Contacta al PDC para recibir copias de nuestro folleto, Mumia Abu-Jamal Is an Innocent Man! [¡Mumia Abu-Jamal es inocente!]. Este folleto arma a los activistas en la lucha por la libertad de Mumia con la evidencia explosiva que destruye completamente la maquinación de más de dos décadas de duración contra este elocuente luchador por la libertad negra. Está disponible por US $1/MX $3. Obtén el botón del PDC: “Free Mumia Abu-Jamal! Abolish the Racist Death Penalty!” [¡Libertad a Mumia Abu-Jamal! ¡Abolir la racista pena de muerte!]: US $1/MX $5 cada uno. Ordena el video del PDC, From Death Row, This Is Mumia Abu-Jamal [Éste es Mumia Abu-Jamal, desde la antesala de la muerte]: US $15/MX $75. El presente folleto, US $2/MX $10 por 25 ejemplares.
Haz tus pedidos y cheques al Partisan Defense Committee; envíalos a nuestra dirección en la Ciudad de Nueva York, que aparece enseguida.
Partisan Defense Committee:
Correo electrónico: [email protected]
P.O. Box 99, Canal Street Station, New York, NY 10013-0099 (212) 406-4252
P.O. Box 802867, Chicago, IL 60680-2867 (312) 563-0442
P.O. Box 77462, San Francisco, CA 94107-0462 (510) 839-0852
http://www.icl-fi.org/espanol/leaflets/mumia2006.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2015.09.01 10:42 Raulisimo ¿Qué les pediréis a los Reyes Magos?

Si no queréis saber quienes son los reyes magos, no leáis esto.
Podemos es la rebelión controlada y acotada por el sistema. Una hábil maniobra para vaciar las calles de alborotadores y sofocar los brotes de insurgencia. Podemos no nacionalizará la banca, no pondrá fin a la monarquía, no acabará con los desahucios, no restablecerá la soberanía popular...
Hace unos meses, pensé que el PSOE, IU y Podemos podrían confluir en un tripartito, pero creo que me equivoqué. Es más probable un pacto entre el PP y el PSOE, que permitiría cumplir con el objetivo de un déficit estructural anual inferior al 0’5%. La insólita coalición acturía como pararrayos de la indignación ciudadana. Es posible que el PSOE no sobreviva a este pacto, reproduciendo al declive del PASOK, que en las últimas elecciones generales cosechó un raquítico 12% de votos y 33 escaños en el Parlamento griego.
Dado que mi predicción del tripartito ha sido parcialmente refutada por los acontecimientos, mis hipótesis de futuro no resultarán muy creíbles, pero me pregunto si Podemos no se convertirá en la fuerza política mayoritaria en un lejano 2019 o incluso antes. Podemos disfruta de una extenuante presencia mediática, lo cual invita a reflexionar. En un trabajo conjunto, Chomsky y Herman señalaron que la función esencial de los medios de comunicación de masas era “inculcar [en los ciudadanos] los valores, las creencias y los códigos de comportamiento que les integrarán en las estructuras establecidas de la sociedad”. Dicho en términos marxistas: los medios trabajan para que las ideas dominantes sean las ideas de las clases dominantes. “En un mundo marcado por la concentración de la riqueza e importantes conflictos de clase –apuntan Chomsky y Herman-, el cumplimiento de este papel requiere una propaganda sistemática. Dinero y poder tienen la posibilidad de filtrar las noticias que pueden ser impresas, marginar a los opositores y permitir al gobierno y a los intereses privados dominantes transmitir sus mensajes al público” (Manufacturing Consent, New York, 1988). Desde los años 80, los gigantes bancarios han comprado la mayoría de las acciones de los medios de comunicación. En 1945, ocho de cada diez diarios norteamericanos pertenecían a propietarios independientes.
En 1990, el 80% se hallaban en manos de grandes grupos empresariales y esa tendencia solo se ha agudizado desde entonces, destruyendo la libertad de prensa. Escribe el periodista belga Michel Collon: <>.
Los grandes grupos empresariales, con la mayoría de sus acciones en manos de la banca, controlan todo el circuito mediático: periódicos, editoriales, cadenas televisivas, cadenas de radio, librerías, distribuidoras, agencias publicitarias. Esa trama les permite influir en la opinión pública de un modo determinante, controlando la aparición de nuevas formaciones políticas y condicionando la intención de voto. De un modo más claro: fabrican el éxito político, editorial, cinematográfico, televisivo o musical y propician el fracaso y la marginación de lo que atenta contra sus intereses.
Las tertulias de La Sexta y Cuatro han prestado sus platós televisivos a la irresistible ascensión de Podemos, con Pablo Iglesias Turrión en el papel estelar, y Juan Carlos Monedero como ideólogo y estratega. Por otro lado, Público ha desplegado su alfombra roja en su diario digital y Público TV emite La Tuerka. No está de más señalar quiénes controlan estas plataformas mediáticas. Cuatro pertenece a Mediaset España Comunicación, una de las empresas que cotiza en el IBEX 35. Después de fundirse con el Grupo Antena 3, La Sexta pasó a manos de Atresmedia Corporación, que cotizó en el IBEX 35 hasta finales de 2007 y cuyo mayor accionista es el Grupo Planeta, presidido por José Manuel Lara Bosch. Jaume Roures Llop, propietario y fundador de Público, preside el grupo de comunicación Mediapro, que en 2006 se fusionó con el Grupo Globomedia (antes Grupo Árbol) y la multinacional de publicidad británica WPP. Surgió de este modo Imagina Media Audiovisual, el mayor holding empresarial español de la producción audiovisual. Imagina Media Audiovisual es accionista minoritaria Atresmedia Corporación. En este laberinto de acciones y diversificaciones, Jaume Roures desempeña el papel de taumaturgo. Roures se define como un catalanista de izquierdas. Su pasado como militante de la Liga Comunista Revolucionaria y sus estancias en la cárcel como opositor al franquismo, no le impidieron en enero de 2012 despedir a casi toda la plantilla de Público mediante la aplicación de dos ERE. En mayo de 2012, se subastó el rotativo. Una asociación de ex trabajadores y lectores participaron en la subasta, pero no pudieron competir con Roures, que recuperó el cabecero. Los frustrados ex trabajadores y socios fundaron una cooperativa para crear el diario digital MásPúblico, que en diciembre de 2012 se convirtió en la revista mensual en papel La Marea, donde Podemos también disfruta de barra libre. ¿La sombra de Roures es alargada o el encanto de Pablo Iglesias Turrión irresistible?
Se ha dicho que el objetivo oculto de Podemos era restar votos a IU y que Izquierda Anticapitalista ejercía de matriz fundacional. De hecho, Esther Vivas y Miguel Urbán escriben en Público. Urbán pidió “Todo el poder para los círculos” en un conocido artículo, pero con el tiempo ese lema se ha convertido en un boomerang, pues Podemos se construye desde arriba, con un gran apoyo mediático. Esa circunstancia explica su oposición a que los círculos presenten delegados en las asambleas, con la posibilidad de establecer acuerdos vinculantes. Juan Carlos Monedero ha dicho que “los círculos no son democráticos”, pero en realidad nada puede ser menos democrático que convocar una elección por internet con un margen de seis días y una lista cerrada encabezada por Pablo Iglesias. Esa maniobra representa la liquidación del modelo asambleario, explotado hasta ahora para rentabilizar el 15-M y captar los votos de los indignados. Podemos habla contra la casta, pero su cúpula obra como una casta y se suma al PSOE para desmarcarse de los que piden un referéndum que permita elegir entre monarquía y república. No son de “derechas ni izquierdas”. Son “los de abajo”, pero actúan como una elite que ignora a las bases.
Pablo Iglesias adquirió notoriedad, mostrándose partidario de salir del euro, no pagar la deuda ilegítima, abandonar la OTAN, reconocer el derecho de autodeterminación, nacionalizar la banca, proteger los derechos de los trabajadores y frenar los desahucios, pero ahora es incapaz de manifestarse claramente a favor de la república o de pisar la calle para apoyar la Marchas de la Dignidad del 22-M. Si alguien menciona a Chávez, Iglesias sella sus labios y espera que pase el mal trago, sin defender la revolución bolivariana, pese a que en el pasado afirmaba que “lo ocurrido en Venezuela es una referencia fundamental para los ciudadanos del Sur de Europa”. En esa época, Pablo Iglesias no escatimaba elogios al desaparecido Hugo Chávez: “Se le echa mucho de menos. ¡Cuántas verdades nos ha dicho este hombre!” […] No permitamos que se ridiculice o caricaturice lo que pasa en América Latina, cuando América Latina puede ser una alternativa”. En la campaña de las elecciones europeas, el recuerdo del Comandante Chávez se quedó en un armario, casi como un pasquín revolucionario que no desea ser aireado.
Dicen que Podemos inquieta al club Bilderberg, pues pretende nacionalizar el IBEX-35, pero Mediaset Comunicación España, que cotiza en el IBEX-35, no deja de concederle minutos en Las Mañanas de la Cuatro. No se puede acusar a Podemos de incumplir sus promesas, pues aún no ha gobernado, pero la historia reciente de España está llena de promesas incumplidas y nos hace desconfiar de los políticos. Felipe González prometió salir de la OTAN, pero cuando al fin convocó el anhelado referéndum el 12 de marzo de 1986, hizo campaña a favor de la permanencia en una alianza militar que invade y bombardea países con el pretexto de defender la democracia y la libertad, si bien nadie ignora que sus motivaciones no son nada humanitarias. Los que nacimos a principios de los 60 aún recordamos los tres puntos del manipulado referéndum: “1. La participación de España en la Alianza Atlántica no incluirá su incorporación a la estructura militar integrada. 2. Se mantendrá la prohibición de instalar, almacenar o introducir armas nucleares en territorio español. 3. Se procederá a la reducción progresiva de la presencia militar de los Estados Unidos en España. ¿Considera conveniente para España permanecer en la Alianza Atlántica en los términos acordados por el Gobierno de la Nación?” El “no” triunfó en Catalunya, Euskal Herria, y la provincia de Las Palmas en Gran Canaria. ¿Qué sucedió después? En 1997, España se incorporó a la estructura militar de la OTAN. Poco después, se introdujo una cláusula por la que Estados Unidos puede instalar, almacenar o introducir armas nucleares en territorio español, previa autorización del Gobierno de España. Fueron medidas del gobierno de José María Aznar, que no despertaron las protestas del PSOE. No es extraño, pues desde 1986 no ha cesado de crecer la presencia militar de Estados Unidos en España, incumpliendo el compromiso adquirido con el pueblo español en el referéndum.
No cuestiono la honestidad de Pablo Iglesias Turrión o Juan Carlos Monedero, pero creo que han perdido el control de su iniciativa. Son los rehenes de un montaje hábilmente urdido por el poder económico. Podemos es la rebelión controlada y acotada por el sistema. Una hábil maniobra para vaciar las calles de alborotadores y sofocar los brotes de insurgencia. Podemos no nacionalizará la banca, no pondrá fin a la monarquía, no acabará con los desahucios, no restablecerá la soberanía popular frente al poder de los mercados, no abandonará la OTAN. No lo hará porque sencillamente no podrá. El poder económico y militar jamás lo consentiría. Sería tentador retratar a Pablo Iglesias y Monedero como dos canallas sin escrúpulos que pactan con la oligarquía para asegurar una jubilación dorada, gracias a la famosa puerta giratoria. Sin embargo, no creo que esa imagen se corresponda con la realidad. Ni siquiera creo que se pueda aplicar a Felipe González. La realidad a veces se parece al vodevil, pero en este caso el fenómeno es más complejo. Pienso que Felipe González realmente creía en la necesidad de un cambio impulsado por un socialismo democrático y que Podemos realmente desea acabar con la dictadura de la Troika y los mercados de capitales, pero el sistema es un parásito que actúa como el terrorífico alienígena de Ridley Scott. Se apodera de todos los que juegan con sus reglas. No lo hace de una forma invasiva, sino poco a poco, de forma silenciosa e inadvertida. Nunca me he movido en el terreno de la política. Así que pondré el ejemplo de la enseñanza. Después de quince años en las aulas de diferentes institutos de la Comunidad de Madrid, he sido testigo de los cambios que se operaban en mis compañeros. Algunos comenzaban su carrera docente llenos de idealismo, intentando cambiar el sistema desde dentro, pero después de dos o tres cursos, el sistema les había cambiado a ellos. Al cabo de un tiempo, su identificación con el sistema era tan acentuada que se convertían en fieles ejecutores de una pedagogía basada en la selección, la confrontación y la exclusión. Pocos eran conscientes de ese proceso y los que sí lo eran explicaban su evolución como simple madurez. Creo que sucede algo semejante en la política. Pese a todo, no quiero finalizar el artículo con un tono sombrío y desesperanzador. Hay alternativas, pero se encuentran fuera del sistema y solo pueden articularse desde espacios libres y autogestionados, comprometidos con el activismo de calle, el decrecimiento y la solidaridad de clase. No es posible derrotar al Estado, pero sí crear una sociedad que restablezca los lazos comunitarios, transformando lo marginal y excéntrico en una forma de acción colectiva. Entiendo que cuestionar una ilusión produce tanta ira como revelar la verdadera identidad de los Reyes Magos, pero no se escribe para que te quieran más, sino para asumir un riesgo y averiguar la verdad.
http://www.grupotortuga.com/Podemos-Es-posible-cambiar-el
submitted by Raulisimo to podemos [link] [comments]